logo

Santiago de Chile, 11 jul.- La recaudación del equivalente a 43 mil 457 dólares, fue el resultado de una exitosa campaña impulsada por amigos de Cuba en Chile para apoyar la vacunación en la isla contra la COVID-19.

En un acto del cierre de la primera etapa de esa campaña, denominada Jeringas para Cuba, el doctor Eduardo Oyarzún, uno de los responsables de ese empeño, explicó que ello permitió adquirir un millón 200 mil unidades de ese insumo, lo cual sobrepasó ampliamente la meta inicial de 100 mil.

La recaudación de fondos, aportados por ciudadanos a título personal, familias y organizaciones sociales, sindicatos, grupos de solidaridad con la isla en este país, células del Partido Comunista de Chile y otras muchas entidades, se desarrolló desde principios de abril hasta mediados de mayo últimos.

La iniciativa partió de la Asociación de Padres de alumnos de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y la Agrupación de Egresados chilenos de esa institución, con el apoyo de los colectivos del Movimiento de Solidaridad con Cuba a todo lo largo de este país.

Este aporte chileno forma parte de un esfuerzo internacional para apoyar a Cuba en la campaña de inmunización de la población cubana que avanza con el empleo de las vacunas Soberana 02 y Adbala, creadas por científicos de la isla.

Asimismo los participantes en el acto acordaron iniciar prontamente una segunda etapa en la cual se trabaje por incorporar más apoyos, e impulsarla como homenaje póstumo a Magaly Mattus, fundadora y directora del Instituto Chileno Cubano de Cultura José Martí y gran impulsora de la solidaridad con Cuba.

Armando Guerra, primer secretario de la embajada de Cuba aquí, destacó el valor material y simbólico de este aporte en momentos en que la nación caribeña enfrenta el peor momento de la pandemia de COVID-19.

Subrayó que gestos como este no solo deben servir para adquirir insumos, sino para acentuar la exigencia a nivel internacional por el cese del bloqueo de Estados Unidos a Cuba, que la administración de Joe Biden mantiene, sin echar atrás las más de 240 medidas aplicadas por el gobierno de Donald Trump.

Por su parte, Elizabeth Molina, dirigenta de la Asociación de padres de alumnos de la ELAM-Chile, reconoció los aportes tanto individuales como colectivos y aseguró que la campaña ayudó también a sensibilizar a muchas personas sobre la realidad de Cuba.

Igualmente, agregó, para que conocieran con mayor amplitud la injusticia que significa el bloqueo a Cuba y se solidarizaran con el pueblo de la isla, no solo con aportes monetarios sino también políticamente. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *