logo


La Habana, 15 jul.- Hacemos un llamado a la solidaridad y la paz para que el odio no se introduzca en el alma cubana, dijo este miércoles en esta capital durante una comparecencia televisiva  Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República.

“No podemos permitir que nos desunan y fracturen los que no quieren lo mejor para la patria, los problemas se resuelven entre cubanos en la Revolución, por lo tanto hay que defender nuestra tranquilidad llamando a unidad de todas las familias, las instituciones y desarrollando una resistencia creativa y solidaridad entre compatriotas y con el mundo”, añadió.

El mandatario ratificó que a estas horas hay paz en nuestras ciudades y pueblos, el gobierno está laborando en políticas económicas, reorientando el trabajo político con los jóvenes y las comunidades, la tranquilidad social la revolución la va a sostener y garantizar, se está vacunando, y se siguen analizando propuestas y escuchando.

El Presidente compareció en cadena nacional de radio y televisión junto a Manuel Marrero, miembro del Buró Político del Partido y Primer Ministro, y Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación, junto a quienes presentó recientes políticas de gobierno y analizó las causas de los disturbios del pasado 11 de julio, de los que-comentó-hay que sacar experiencias.

“Hay que hacer análisis críticos de nuestros problemas para poder superarlos y transformar situaciones”, apuntó Díaz-Canel, e insistió en que en los disturbios han participado personas que responden a un plan extranjero, son anexionistas y no piensan como cubanos.

Estuvieron también algunos con actuar de delincuentes y otros que son personas insatisfechas y tramitaron sus insatisfacciones por otras vías y no recibieron una respuesta oportuna, pero ahora se confundieron.

El Presidente se apoyó en imágenes para evidenciar las manifestaciones no pacíficas, y contrastó el comportamiento de los jóvenes  que participaron en estos hechos con aquellos que han asumido tareas de impacto en el país como el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19.

“Hay que seguir potenciando la sensibilidad en la atención a la población, la vocación humanista de la Revolución concretarla en hechos, reactivar y renovar las formas de participación social y las formas en que las organizaciones actúan en el barrio”, dijo.

Los disturbios del 11 de julio dejaron un saldo de un fallecido, decenas de heridos, muchos de ellos de la parte del pueblo que trató de evitar esos hechos vandálicos y defendió la seguridad ciudadana. Se reportaron daños materiales en un grupo de instalaciones y  ataque a las fuerzas del orden.

“Nuestra sociedad no es una sociedad que genera el odio, sino solidaridad, y estas personas actuaron con odio, acudieron armados anunciado linchamientos, planeando asaltar lugares públicos y manipulados.

Atentaron contra la Constitución y las leyes y habrá aplicación de esas normas en su justa medida teniendo en cuenta el contexto”, expresó.

También hizo un llamado a partir del análisis de estos hechos a seguir multiplicando sentimientos de solidaridad, responsabilidad y respeto familiares, colectivos e institucionales. Incitó a esforzarnos más y concretar más los resultados.

 “Ayudarnos más entre todos con todas las potencialidades y superar nuestros desencuentros entre todos y potenciar desde el gobierno con la dirección del Partido un profundo trabajo social que se apoye en la solidaridad y compromiso por llegar a los más vulnerables”, destacó.

Con respecto al pico pandémico que Cuba atraviesa actualmente Díaz-Canel ratificó que este ha sido un problema de todos los países que Cuba aplazó, y que a pesar de ello se exhiben mejores indicadores que países desarrollados como Estados Unidos.

El Presidente cuestionó el por qué no hubo un SOS para Estados Unidos o Europa adonde Cuba envió brigadas médicas cuando también atravesaron esta situación.

 “¿Quién ha dado SOS por África o América Latina que es el área más afectada? Empiezan con SOS Matanzas, vienen los disturbios y se olvidan del SOS Matanzas, porque lo que hicieron fue  aprovechar una situación compleja para provocar disturbios.

“La vida ha demostrado quiénes se han ocupado de Matanzas, un equipo de trabajo que ha ido para allí incluyendo al ministro de Salud Pública y un grupo de trabajo del Gobierno ha visitado tres veces a Matanzas ya, ese grupo mandó brigadas médicas de apoyo, despejó madera para construir camas, tomó la decisión de convertir instalaciones escolares y turísticas en centros de atención.

“Les molesta la tranquilidad ciudadana que se vive en Cuba, les molesta cómo vivimos, en medio de adversidades debemos ayudarnos entre todos, quieren alterar esa tranquilidad para lograr sus propósitos y para eso se han apoyado en una enorme campaña mediática”, añadió.

A su vez, Díaz-Canel desmintió todas las fake news que han circulado en las redes las cuales han sido reproducidas irresponsablemente por medios occidentales y añadió que hay una llamada permanente a hechos violentos pues circularon posts en redes sociales sobre cómo construir artefactos o armas para agredir.

Explicó, además, que en Cuba se ha defendido el proceso de informatización de la sociedad pero como concepción humanista, para ser más cultos, no para que sirviese como una expresión de terrorismo mediático. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *