logo


Santiago de Chile, 17 jul.- Socialistas chilenos repudiaron a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, por su postura hacia Cuba mientras calla sobre la represión y encarcelamientos en Chile.

La funcionaria pidió la liberación de detenidos en recientes incidentes en Cuba, pero se mantiene en silencio acerca de la prisión que guardan decenas de chilenos tras las protestas en 2019, indicaron.

Al mismo tiempo, calificó de manifestantes pacíficos a los vándalos que protagonizaron hechos de violencia, saquearon comercios e hirieron a miembros de fuerzas del orden el pasado domingo en la isla.

Rafael Urrejola, ex Jefe de Prensa de la Oficina de Informaciones y Radiodifusión del gobierno del presidente Salvador Allende, denunció que los presos en Chile llevan casi dos años sin juicios ni pruebas en su contra y Bachelet no ha dicho nada taxativo para exigir su libertad, como hoy lo hace en el caso de Cuba.

En declaraciones a Prensa Latina, Urrejola dijo que no le sorprende que Bachelet “reniegue de su pasado ni que, desde que asumió en ese cargo (en la ONU), su mirada siempre vaya en la misma dirección que la del mayor violador de los Derechos Humanos en el mundo: Estados Unidos, que la puso allí y paga su sueldo”.

Recordó que ella tampoco ha mencionado la flagrante violación de esos derechos en Colombia, donde fueron asesinados cientos de líderes sociales.

Entre muchos otros casos, Urrejola también señaló el silencio de la alta funcionaria de Naciones Unidas sobre los horrores perpetrados en la ilegal base naval estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

Por su parte, Jaime Lorca Tobar, Presidente del Centro de Formación Memoria y Futuro, sostuvo que Bachelet ha perdido toda vergüenza al precisar que “olvidó su juventud revolucionaria”.

El hermano del héroe del Partido Socialista Carlos Lorca, detenido-desaparecido desde 1975, alertó: “Con Cuba socialista no se metan”, y aseveró que quienes lo hagan “recibirán el repudio de la izquierda popular y verdadera y de los socialistas de corazón”.

Asimismo, Carlos Margotta, abogado defensor de los Derechos Humanos, recordó que quienes hoy responsabilizan al gobierno cubano por las carencias de su pueblo, omiten los efectos criminales de más de seis décadas del bloqueo norteamericano, que el comunicado de Bachelet no menciona.

El jurista subrayó que el bloqueo a Cuba “es un hecho constitutivo del crimen de Genocidio, de competencia de la Corte Penal Internacional, según lo establece el Estatuto de Roma”, que Estados Unidos se ha negado a suscribir.

Su omisión, dijo, constituye un acto de complicidad con los autores de uno de los crímenes internacionales más graves que el Derecho Internacional contempla. (Texto: PL) (Foto: Internet)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *