logo


La Habana, 22 jul.-  Mildrey Granadino de la Torre, viceministra de Economía y Planificación, afirmó que son ilimitadas las fuentes de financiación en función del desarrollo local, las cuales no solo deben partir del presupuesto del Estado o plan de la Economía  sino abarcar todos los sectores o actores posibles.

Tenemos experiencias en su gestión y a partir de la aprobación en el presente año de nuevas normas jurídicas de la política se ampliaron tales fuentes,  entre las que sobresale -por ser la más conocida- el aporte a la contribución territorial, señaló la funcionaria al intervenir en la Mesa redonda informativa que trató el tema.

Mencionó que también resultan valiosos los recursos provenientes de la cooperación internacional, del fondo nacional de ciencia e innovación, de la actividad forestal, del fondo del medio ambiente, los que se pueden gestionar con las inversiones extranjeras,  y hasta las remesas, entre otras, es decir, cuantas sean de carácter lícito.

Granadino de la Torre dijo que  a nivel municipal y provincial pueden existir fondos que se nutren de los aportes  de las entidades del territorio  y de otros actores económicos, y todos los proyectos deben estar dirigidos a solucionar los problemas locales,  algunos históricos o acumulados.

Pero alertó que no solo estén en función del desarrollo económico y productivo sino social, pues deben cumplir un encargo social, contribuir al mejoramiento o edificación de instituciones como una escuela, una casa de abuelos u hogar de ancianos, a partir de las utilidades que se generan de proyecto de desarrollo local o de la retención de los ingresos por la captación de divisas salidas de las exportaciones, o de las ventas en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

 La viceministra destacó en tal sentido  cuánto beneficia la descentralización de la divisa al fomento de proyectos, y la necesidad de que el municipio tenga bien definida la ruta, la estrategia de desarrollo pues eso ayuda a hacer un uso adecuado y racional de los financiamientos disponibles.

Nos estamos planteando que un proyecto de desarrollo local económico y productivo se puede financiar con la contribución territorial, con un fondo de fideicomiso y cuando dé utilidades él debe devolver ese financiamiento, vamos a tener más del uno por ciento a partir de la devolución de esos préstamos para impulsar  otros,  señaló.

Respecto a los aportes financieros provenientes de la inversión extranjera aclaró que tienen que ser  a través de instituciones con personalidad jurídica, y canalizarse tales negocios,  pues no hay una experiencia de su uso en el desarrollo local y así también se harán con las formas de gestión no estatal, aun cuando están reconocidas como una fuente viable y lícita.

En la propia Mesa redonda informativa  Ada Margarita Guzón Camporredondo, directora del Centro de Desarrollo Local y Comunitario del CITMA (CEDEL), resaltó que para el desarrollo local se precisa un cambio cultural que tiene como meta la construcción del municipio ideal, enfocado en la búsqueda de soluciones locales, trabajo en equipo y aprovechamiento de los recursos y reservas disponibles, agregó.

 Aprender a incorporar la innovación es otro de los pasos a seguir, para ello hay un potencial humano increíble en cada municipio, al igual que entidades y organizaciones con mucho que aportar, destacó.

 Se debe despertar la participación de todos para incorporar al proceso las iniciativas y propuestas de la mayoría, mediante canales y espacios que no se aprovechan del todo como el Consejo Popular, refirió la especialista.

El tema de la identidad y los valores locales deben ser recuperados y potenciados, a la vez que disminuyan las inequidades y desigualdades sociales;  y las zonas rurales deben tenerse en cuenta también y ocupar un lugar importante en el municipio con un reconocimiento social y un equilibrio en cuanto el acceso a las oportunidades, pues sin el desarrollo rural, por ejemplo, no hay producción de alimentos, expresó la directiva. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *