logo

Tokio, 22 jul.- Encontrarse con algunos de los favoritos en sus divisiones por sus lados del organigrama pondrá a prueba a varios de los judocas cubanos, que desde el lunes 26 competirán en estos Juegos Olímpicos.

Kaliema Antomarchi (78 kg) y Andy Granda (+100 kg) son quizás los ejemplos más elocuentes de esa afirmación, pues tendrán por su misma llave a rivales de alto nivel como los franceses Madeleine Malonga y Teddy Riner, por solo mencionar dos de los más conocidos.

Según lo ya divulgado, Kaliema quedó libre en la ronda de 32 y se verá en octavos de final con la ganadora entre la croata Karla Prodan y Jovana Pekovic, de Montenegro. En caso de avanzar, como es su aspiración, y de no ocurrir sorpresas en el camino, debiera enfrentar en cuartos de final a la líder del ranking Malonga, de 27 años y campeona mundial hace unas semanas en Budapest.

Mientras, Granda intentará derrotar en la primera salida a Temur Rakhimov, de Tayikistán, y como segunda prueba ya entrará al tatami frente al georgiano Guran Tushishvili, monarca del orbe en el 2018 y actualmente sexto del escalafón universal. Con Riner, el hombre icónico del judo francés, pudiera vérselas en semifinales.

En la campeona de Londres 2012, Idalys Ortiz (+78 kg) e Iván Silva (90 kg), plata del mundo en el 2018, descansan las mayores esperanzas de la Isla. Y gracias a sus mejores ubicaciones en el ranking, tendrán un camino menos escabroso en el Nippon Budokan.

La artemiseña defenderá el primer puesto del escalafón y debe avanzar sin complicaciones hasta semifinales. Libre en la apertura, se enfrentará en octavos de final con quien salga airosa del duelo que protagonizarán la portuguesa Rochele Nunes y la puertorriqueña Melissa Mojica.

Cualquiera de las dos queda por debajo del rango de la antillana; en cuartos de final es posible un pleito contra la alemana Jasmin Grabowski y en semifinales con la francesa Romane Dicko, una jovencita de 21 años que ya le venció en una ocasión.

Idalys es la favorita para llegar a la final, pero dependerá mucho de su experiencia para lograrlo porque llega con desventajas en cuanto a cantidad de combates en su preparación.

Silva debutará ante el turco Mihanel Zgank en una división muy “poblada” y en la que avanzará por el lado contrario al del español y número uno del mundo, Nikoloz Sherazadishvili.

Se completan las presentaciones de los cubanos con Maylín del Toro (63 kg), oponente de la siria Muna Dohouk –representando al equipo de refugiados– y Magdiel Estrada (73 kg) contra el moldavo Victor Sterpu. (Jit) (Foto: IJF)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *