logo

La Habana, 7 ago.- Unos 69 mil 539 pacientes menores de 18 años fueron reportados con COVID-19 en Cuba desde el inicio de la pandemia, informaron autoridades sanitarias nacionales.

De acuerdo con la jefa del grupo nacional de Pediatría, Lissette López, en conferencia televisiva esta viernes, tal cifra representa el 15.8 por ciento de las 439 mil 899 personas enfermas en el país hasta la fecha.

La especialista también detalló que ese total de casos pediátricos significa el dos por ciento de toda la población joven de la isla, que sobrepasa los dos millones 400 mil.

En comparación con la primera semana de agosto del 2020, en la que solo fueron notificados siete pacientes positivos menores de 18 años -ninguno de ellos lactante –el mismo período del 2021 mostró más de siete mil 900 casos pediátricos, de los cuales 490 son lactantes.

Mientras los reportados el año pasado en tales fechas solo se circunscribían a La Habana y Artemisa, todos los de estos últimos siete días están distribuidos a lo largo del territorio nacional, excepto en el municipio especial Isla de la Juventud, precisó la experta.

Al referirse a los pacientes fallecidos en estas edades, López explicó que durante todo el 2020 no se reportó ninguno, pero desde abril del 2021 – cuando fue declarada la primera muerte pediátrica – ya se acumulan siete.

Por otro lado, más de 400 niños estuvieron en terapia intensiva en la isla desde el inicio de la enfermedad, y aunque la supervivencia sobrepasa el 99.9 por ciento debemos tratar de que los infantes y adolescentes no se contagien, precisó la directiva.

Aclaró también que en estos momentos la mayor fuente de infección son los contactos intradomiciliarios y existe un porciento importante de fuentes de contagio no precisadas, lo cual genera complejidad a la hora de cortar la cadena de trasmisión.

López concluyó su intervención confirmando que los dos ensayos clínicos comenzados en Cuba para estas edades, Soberana Pediatría en La Habana e Ismaelillo en Camagüey, prosiguen de forma positiva.

El primer estudio cuenta con la participación de 350 voluntarios de la capital de tres a 18 años, a los cual se les administra dos dosis de Soberana 02 y una de Soberana PLUS, esquema que ya ha sido aplicado en población adulta y evidenció un 91, 2 por ciento de eficacia frente a la enfermedad sintomática, y 100 por ciento para prevenir gravedad y fallecimiento.

Ismaelillo – cuyo nombre está asociado al poema dedicado por el Apóstol de Cuba, José Martí a su hijo- es un análisis adaptativo, aleatorizado, de grupos paralelos y a doble ciego.

El mismo transcurre sin placebo e incluye unos 592 niños y jóvenes de 12 a 18 años de edad, quienes reciben el esquema de tres dosis de Abdala con un intervalo de 14 días cada una. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *