logo

La Habana, 7 ago.- Una brigada médica del contingente internacional Henry Reeve, con 33 colaboradores, regresó a Cuba procedente de San Cristóbal y Nieves, donde apoyó el combate a la COVID-19 durante más de un año.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, agradeció el trabajo del personal en el vecino país y su disposición para sumarse a las labores contra la pandemia en la isla mayor de las Antillas ante el actual rebrote.

En un videomensaje transmitido durante el recibimiento, el mandatario elogió el esfuerzo de la brigada, reconocido por autoridades sancristobaleñas.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Salud Pública, el grupo está integrado por cinco médicos, 27 licenciados en Enfermería y uno en Higiene y Epidemiología.

La brigada arribó a Basseterre en marzo de 2020 y realizó más de 60 mil 400 atenciones médicas, 13 mil 345 de ellas en el terreno.

Además, asumieron cuatro mil 871 cirugías menores, 567 mil 406 procederes de enfermería y 23 mil 693 tomas de muestras para PCR.

Durante su estancia participaron en asesoramientos y trabajos conjuntos con los profesionales nacionales, así como en la confección de los protocolos de actuación frente al coronavirus SARS-CoV-2, con una activa participación en la campaña de vacunación en ese país. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *