logo

Washington, 9 ago.- El incendio de Dixie, que obligó a miles de personas a abandonar sus hogares en California, se convirtió hoy en el segundo mayor siniestro de la historia de ese territorio estadounidense.

Según las autoridades, el fuego se extendió a más de 463 mil acres y consumió la histórica ciudad de Greenville, situada a unos 450 kilómetros al nordeste de San Francisco.

En cuanto a la superficie quemada, Dixie superó al incendio Mendocino Complex Fire de 2018 y ahora se sitúa por detrás del siniestro August Complex del 2020.

La agencia estatal de lucha contra incendios, Cal Fire, informó que está tratando de evitar que las llamas lleguen a la pequeña comunidad Crescent Mills, a pocos kilómetros al sur de Greenville.

Las llamas de Dixie se han esparcido por nuestro territorio de forma inusual, dijo el portavoz de Cal Fire, Edwin Zuniga, y añadió que los bomberos no han podido luchar contra las llamas desde el aire debido a las grandes proporciones del humo.

La mayor parte de los incendios forestales registrados en California este año fueron provocados por las condiciones de sequedad y las altas temperaturas. El impacto del cambio climático en nuestro territorio es notorio, explicó el especialista.

El incendio está controlado solo en un 21 por ciento, a pesar de que más de cinco mil personas trabajaban para contenerlo.

De acuerdo con las autoridades, la conflagración arruinó cientos de edificios y causó heridas a tres bomberos. Hasta la fecha no se reportan víctimas mortales, precisaron. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *