logo

Camagüey, 10 ago.- En tiempos de lucha contra la COVID-19, los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay de Camagüey, laboran en centros de aislamiento, pesquisan en las comunidades, apoyan la intervención sanitaria con Abdala y dan el paso al frente en el Ensayo Clínico Pediátrico Ismaelillo.

El centro educacional Héroes del Moncada de la capital agramontina, funge como vacunatorio para este estudio en el área Centro, y desde allí Samuel Ramírez Sardiñas y Gabriela Arce Alemañy, pertenecientes al quinto año de la carrera de Medicina, colaboran en esta nueva e importante tarea.

“Para nosotros es una gran responsabilidad y un gran honor que tengan en cuenta a los estudiantes de Medicina para apoyar este ensayo. Aquí nos dedicamos a medir los signos vitales, o sea, toma de temperatura, presión, frecuencia cardíaca y respiratoria. Además, los días posteriores a la vacunación también colaboramos con la evaluación clínica de los niños”, explica Samuel.

“Estar aquí, contribuye al crecimiento personal como estudiante de medicina. Nos fortalece, nos enseña a tratar a los pacientes, sobre todo a este sector de la población tan sensible que son los niños, a cuidarlos mejor y garantizar su bienestar.

También, nos prepara aún más en el campo de la Medicina General Integral, ya que podemos conocer el estado del paciente y valorarlo desde un punto de vista clínico básico”, agrega Gabriela.

“Yo me siento muy afortunada por ser seleccionada para colaborar en esta labor”, concluye la joven.

El Ensayo Clínico Pediátrico Ismaelillo, pretende probar que el uso de Abdala es seguro para los niños, lo que a su vez permitiría inmunizar contra la COVID-19 a este grupo tan susceptible de la sociedad, y es una misión en la que también están presentes los estudiantes de la agramontina Universidad de Ciencias Médicas. (Texto y Foto: Mónika de los Angeles Escobedo Artola/Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *