logo

La Habana, 10 ago.- No nos podemos conformar, ni podemos aceptar el número de casos y fallecidos diarios que estamos teniendo en el país; tenemos que estar inconformes con lo que está pasando, sentenció el primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al dirigir en la tarde de este lunes la reunión del Grupo Temporal de Trabajo para el enfrentamiento a la COVID-19.

Es verdad, reconoció, que si no hubiéramos hecho todo lo que hemos hecho la situación fuera mucho más grave. “La gente está haciendo un esfuerzo tremendo en todos los lugares. Aquí hay personal médico que ha estado trabajando 24 horas seguidas durante días, casi sin descanso, y estructuras de gobierno que están a tiempo completo trabajando”.

El mandatario alertó que “si no logramos más efectividad en ese trabajo de enfrentamiento y que por otro lado se cumplan las medidas de aislamiento y distanciamiento físico no vamos a controlar la enfermedad”.

En el encuentro con sede en el Palacio de la Revolución y enlazado a través de videoconferencia con todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, Díaz-Canel alertó que “estamos en el límite de las capacidades que tenemos de infraestructura, de recursos, de medicamentos y de oxígeno. Estamos en el límite de lo que es posible hoy en las condiciones que tiene el país”, reiteró.

O entendemos esa gravedad y ahorramos; somos más eficientes; más efectivos; nos ponemos de lleno para cortar el contagio, o no vamos a tener soluciones, sencillamente porque la velocidad de transmisión es más alta que lo que podamos tener en recursos e infraestructura, aclaró.

Tenemos que terminar todos de entender esa situación, insistió, porque todavía las personas siguen en las calles como si no estuviera pasando nada. Es importante discutir, exigir, controlar y también criticar, dijo.

Reconocemos autocríticamente, señaló el Jefe de Estado, los problemas de organización que todavía existen, pero también hay que seguir hablando con nuestro pueblo porque una parte importante de responsabilidad está en el comportamiento de las personas.

Díaz-Canel volvió a insistir en “la lucha contra la venta ilegal de medicamentos, en la batalla contra la negligencia y la chapucería”.

En su diálogo con las autoridades de los territorios y en compañía del vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, el mandatario indicó seguir vacunando todo lo que se pueda y tratar de incrementar la velocidad de vacunación a partir de un mayor esfuerzo en la producción de vacunas, aun cuando Cuba se mantiene como primer país del mundo en ritmo diario de vacunación en las últimas jornadas, según precisó el presidente de BIOCUBAFARMA, Eduardo Martínez Díaz.

El Primer Secretario del Partido se refirió a estadísticas falsas que sobre Cuba se están dando, como parte de la campaña mediática contra el país en este complejo momento con la pandemia. Particularmente sobre titulares que situaban a Cuba entre las naciones con más muertes por millón de habitantes, aclaró que nuestro país contabiliza en estos  momentos 314 muertes por millón de habitantes; el mundo sitúa este mismo dato en 549 y en el área de las Américas en 1 998.

Hay países, dijo, que sobrepasan los 2 700 fallecimientos por millón de habitantes. Nos duele cada muerte en Cuba, pero en estos días en que nos ha crecido la letalidad, esta sigue estando en 0,75; contra 2,58 en las Américas y 2,12 en el mundo. Díaz-Canel insistió en la necesidad de trabajar con todas esas estadísticas y darlas conocer. (ACN) (Foto: Estudios Revolución)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *