logo

La Habana, 11 ago.- Tan rápida como la pandemia de la COVID-19, se expande hoy la colaboración de Cuba con otros países en materia de vacunas contra esa enfermedad.

Irán, Italia, Venezuela y ahora Canadá muestran interés por los proyectos de la nación caribeña, dueña de cuatro candidatos y una vacuna propia antiCOVID-19.

Con Soberana 02, diseñada por el Instituto Finlay de Vacunas de Cuba (IFV), se realizó un ensayo fase III en ocho provincias de Irán y dicho proyecto recibió allí el uso de emergencia.

Prensa Latina conversó en exclusiva con el director del Instituto Finlay de Vacunas, Vicente Vérez, sobre los futuros de la colaboración de esta entidad con varias naciones en materia de inmunizantes contra la COVID-19.

La cooperación con el Instituto Pasteur de Irán comenzó hace cuatro años cuando mostraron su interés en la vacuna conjugada contra neumococos, inyectable heptavalente registrado bajo la marca comercial Quimi-Vio, el cual estaba en fases muy avanzadas, explicó.

Como Soberana 02 es un producto conjugado de subunidades, dijo, la entidad del país persa también confió en la propuesta y en enero de 2021 firmaron un nuevo acuerdo relacionado con ese candidato.

Soberana 02 complementó sus ensayos clínicos fase III en ocho provincias iraníes con una muestra de 24 mil voluntarios y demostró elevada seguridad.

Avanzamos muy bien con ella en Irán, ya concluyó toda la vacunación y se recopilan los datos. Además, tuvo resultados relevantes allí también la combinación de dos dosis de Soberana 02 más una de Soberana Plus, esquema que en Cuba evidenció 91, 2 por ciento de eficacia frente a la enfermedad sintomática, indicó Vérez.

Luego de esos procesos, el IFV y el Instituto Pasteur acordaron incluir en su convenio de Transferencia de Tecnología, la producción de Soberana 02, primera vacuna conjugada del mundo con eficacia demostrada contra la COVID-19, y que llevará el nombre de PastuCovac en la república islámica.

Este es un aspecto muy importante en el ámbito científico porque complementó nuestros estudios sobre el candidato y además, es un avance relevante en la esfera económica pues permitió inyectarle apoyo financiero al empeño cubano, afirmó Vérez.

Con respecto a la colaboración con Italia, el directivo explicó que en el país europeo se evaluarán sueros de vacunados con Soberana Plus, para comprobar su respuesta frente a las variantes de SARS-CoV-2, patógeno causante de la COVID-19.

Tras la llegada de las Brigadas Médicas cubanas Henry Reeve a esa nación, especialmente a la región de Lombardía, la Sociedad de Amistad Italia-Cuba se quedó enamorada de la línea de vacunas Soberanas del IFV y estamos valorando la aplicación de un ensayo clínico en convalecientes italianos, reveló el experto.

Los voluntarios que ya pasaron la enfermedad deberán viajar a Cuba para iniciar la ejecución del estudio con Soberana Plus en nuestro país y luego concluirlo en una institución hospitalaria italiana.

Ello permitirá corroborar los resultados positivos de ese inmunógeno con el cual se logró en sus ensayos clínicos en recuperados cubanos de la COVID-19, incrementar la inmunidad, preparándolos para cualquier nueva variante del virus, señaló.

Recalcó que las mutaciones de este coronavirus pueden escapar en cierta medida a algunas vacunas, pero mientras mayores sean los títulos de anticuerpos, más preparado está el individuo para enfrentar esos cambios.

Vérez anunció además que existe mucho interés en Soberana Plus, por parte de Canadá y otros países donde las cifras de convalecientes de la Covid-19 son elevados y circulan diversas variantes del SARS-CoV-2. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *