logo

Por Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte.

La modalidad de ingreso en el hogar a pacientes sospechosos y positivos a la COVID-19, incluida en el nuevo protocolo que desde inicios del presente mes se aplica en Camagüey, ha suscitado muchas preocupaciones en la población.

La doctora Sonia González Vega, jefa de la Atención Primaria de Salud en la provincia, explica el rol del personal a esa instancia, de qué depende que los pacientes se queden o no en el hogar, y cómo se debe proceder con ellos.

Cualquiera puede tener un familiar ingresado en el hogar, pues lamentablemente la dispersión de la enfermedad continúa, y en tal caso es importante saber qué hacer.

La especialista Sonia González comentó como normas de bioseguridad imprescindibles en la vivienda que tenga un positivo a la COVID-19 ingresado, las siguientes:

- Se ubicará al paciente de manera permanente en una habitación con ventilación, en la que se mantendrá con nasobuco.

- En la entrada de la habitación se ubicará un paso podálico.

- Se dispondrá de solución desinfectante para las manos del paciente y de todo el que, de forma imprescindible, tenga que entrar.

- A la habitación entrará un solo familiar, cuando sea imprescindible, con nasobuco, y mantendrá el distanciamiento.

- Se utilizarán cubiertos, vasos y lencería exclusivos para el paciente y se lavarán separados de los del resto del hogar.

Sobre otros elementos imprescindibles para el cuidado de un enfermo bajo ingreso domiciliario, y para la protección del resto de la familia, también abundó la jefa de Atención Primaria de Salud en Camagüey.

La mejoría de cada enfermo que se queda en casa -de lo que se exceptúan totalmente a los menores de 12 años, embarazadas y puérperas, así como personas que por sus vulnerabilidades de salud puedan tener en riesgo sus vidas- requiere en este nuevo protocolo una mayor responsabilidad por parte de los médicos y enfermeras de la familia, de la comunidad y sobre todo de quienes conviven en su vivienda.

Esta alternativa en medio de la difícil situación epidemiológica del país y de las garantías que paulatinamente incorpora la vacunación con Abdala, con probada efectividad para evitar estados graves de la enfermedad, permitirá a la familia entregar el cuidado y el amor que siempre ha de darse a quienes no están bien de salud, con la conciencia de lo que debe hacerse para proteger a todos en casa. (Fotos: Archivo y de la autora)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *