logo

EDITORIAL

¡Camagüeyanos!

Hoy cumple años Fidel. Y cumple años, así en presente, pues su obra e ideas están en cada una de las batallas cotidianas de la inmensa mayoría de los cubanos, que a despecho del imperio y sus zancadillas en todos los órdenes, nos empeñamos en mantener las conquistas de la Revolución y el socialismo, en primer lugar la independencia y soberanía patrias.

Está presente Fidel en el mandato para no dejar resquicios en la obra revolucionaria, que pueda aprovechar el gobierno de los Estados Unidos en su ensañamiento contra la nación cubana, con el apoyo del mercenarismo interno y de afuera, para abortar la materialización de los planes del desarrollo económico y social.

Está presente y de cumpleaños Fidel, en la aplicación de medidas que acerquen más a nuestra Dirección Comunista y del Poder Popular a los problemas del barrio, para enfrentar, entre todos, dramáticas circunstancias de penurias y necesidades provocadas por la asfixia del bloqueo; genocidio recrudecido en los últimos tiempos por el anterior inquilino de la casa Blanca y mantenido por el vigente.

Con completa mayoría de edad, a lo Fidel, y con indicaciones del actual Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se han cursado premisas, ya en práctica, para trabajar en “los escenarios fundamentales, como los barrios, pues lo ocurrido el pasado 11 de julio, aparte de maquinaciones foráneas, ha dejado como enseñanzas, las cosas que con mayor precisión hay que atender en los momentos actuales”.

Qué mejor regalo de cumpleaños para Fidel, que actuar en consecuencia con el principio de servidor público que debe distinguir el accionar de nuestros dirigentes en bien de la sociedad toda, que en inmensa mayoría forja su presente y futuro, y se afana por la independencia alimentaria.

Cumple años Fidel hoy, en medio de un nunca antes ejercido enfrentamiento a una pandemia de esta magnitud, que gracias a la percepción martiano-fidelista para el desarrollo de la salud pública, cuenta con un sólido componente de vacunas nacionales y ejercicio médico de primera generación, que también, como es costumbre, ha puesto a disposición de otros pueblos del mundo, burlando el bloqueo.

Qué mejor regalo a Fidel en este cumpleaños, que el avance en Cuba de la inmunización con las vacunas propias Soberanas 01 y 02, y aquí en tierras agramontinas con el ensayo Ismaelillo para edades pediátricas con la Abdala, con más del 92 por ciento de eficacia en adultos y que lo sitúa muy por encima de la exigencia de la Organización Mundial de la Salud; mientras avanzan los estudios con Mambisa.

Indudablemente que no habrá mejor regalo a Fidel en su nuevo aniversario, que el contenido en la decisión de trabajo de Díaz-Canel, donde reitera el concepto de que “Cuba es de todos, que hay que trabajar con los vulnerables, con los marginales y con los delincuentes; con los campesinos, con los obreros, con los trabajadores estatales y no estatales”.

“Hay que trabajar” –indica Díaz-Canel- “con los estudiantes, con los jóvenes, con los que son críticos, con los artistas, con los periodistas, con los científicos, con la comunidad cubana en el exterior, con los deportistas, con las familias”.

Así, en plena forja, estamos de cumpleaños con Fidel, siempre presente como segura guía para salir adelante en el enfrentamiento a los manidos escollos del imperio para abortar la obra de la Revolución y exterminar la nación cubana. El triunfo, ante tales maquinaciones, es el mejor regalo a Fidel, un cumpleañero de eterna presencia. (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *