logo

Kabul, 15 ago.- El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, renunció hoy a su cargo y abandonó el país, mientras los insurgentes talibanes se dirigen hacia la capital Kabul.

El jefe del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional, Abdullah Abdullah, dijo en un video que el ahora expresidente afgano dejó al pueblo en el desorden y la miseria y será juzgado en el futuro, reflejó la cadena Al Jazeera.

Ghani, junto con el secretario de Estado Hamdullah Muhib y el jefe de la oficina administrativa del presidente Fazel Mahmood Fazli, se dirigirieron a Tayikistán.

Anteriormente, el presidente del Parlamento Mir Rahman Rahmani y también Younus Qanuni, Muhammad Muhaqeq, Karim Khalili, Ahmad Wali Masoud y Ahmad Zia Masoud huyeron a Islamabad, Pakistán.

Los talibanes, en un comunicado oficial, dijeron que los insurgentes recibieron la orden de entrar en la ciudad de Kabul para evitar posibles saqueos y el caos en la ciudad.

El grupo armado tomó la capital afgana en un momento en el que todavía no se transfirió el poder y se dice que una delegación parte hacia Doha para completar el proceso.

Los talibanes rodearon la ciudad de Kabul, pero prometieron no atacar mientras se iniciaron las conversaciones.

El grupo armado dijo que instruyó a sus combatientes para abstenerse de ejercer la violencia y ofrecer la salida segura a quienes deseen abandonar Kabul.

Los talibanes colocaron este domingo a sus fuerzas en las afueras de la capital afgana desde todos los flancos casi 20 años después de ceder el poder tras una invasión dirigida por Estados Unidos.

Analistas indicaron que la relampagueante ofensiva talibán representa la derrota militar de Estados Unidos, que deja a esta nación centroasiática en peores condiciones de las que tenía en octubre de 2001 cuando Washington invadió el país.

Estados Unidos comenzó la guerra en Afganistán tras los ataques a las Torres Gemelas del 11 de septiembre en Nueva York, en una supuesta cruzada contra el terrorismo.

Según la ONU, este año casi 360 mil afganos fueron desplazados por el conflicto y el total asciende a varios millones de personas refugiadas y más de 150 mil civiles muertos y numerosos heridos desde el inicio de la larga guerra.

Estados Unidos gastó en dos décadas de cruentos combates miles de millones de dólares anuales del contribuyente estadounidense.

Los 20 años de hostilidades bélicas significaron la muerte para tres mil soldados de Estados Unidos mientras 30 mil resultaron heridos. (PL) (Foto: AP)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *