logo

La Habana, 16 ago.- El paratletismo debe repetir como deporte proa de la pequeña delegación cubana (16 integrantes) que asistirá a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, entre los que se encuentra el jabalinista camagüeyano Guillermo Varona (F46/afectado miembro superior), que pudiera obtener medalla.

El liderazgo lo lleva, sin dudas, la multicampeona Omara Durand.  La mujer más rápida de la categoría T12 (débiles visuales profundos) llegará con el propósito de reeditar sus hazañas en tres especialidades: 100, 200 y 400 metros.

Pese a la indiscutible marca de la pandemia de la COVID-19, que generó afectaciones en las competencias y entrenamientos, Omara no parece tener rivales de consideración en su camino hacia nuevos reinados.

Es cierto que junto a su guía Yuniol Kindelán apenas se probaron competitivamente en el grand prix de Túnez, pero fue suficiente para ratificarse como favorita y pensar en elevar hasta ocho sus cetros en lides paralímpicas.

El también velocista Leinier Savón (T12), quien disfrutó los podios dorados en 100 y 200 metros durante la edición de Río de Janeiro 2016, ahora solo podrá revalidar el título en uno de esos.

El hectómetro es la única distancia convocada esta vez para su categoría, y aunque también logró clasificación en el salto de longitud, ahí parecen menores sus opciones de éxito.

El experimentado lanzador de disco Leonardo Díaz (F56/silla de ruedas) se vislumbra como otro aportador a la cosecha, aunque el color del premio no puede avizorarse y lo pondrá en el terreno.

Leonardo ganó oro en Beijing 2008 y Londres 2012, y cerró con bronce en Río de Janeiro 2016. Fijarlo nuevamente entre los premiados se antoja lógico.

En los mencionados parece descansar el mayor compromiso, sin descartar la esperanzadora sangre joven que aporta el saltador de longitud Robiel Yankiel Sol (T47/afectado miembro superior), quien pudiera convertirse en la agradable sorpresa.

También pudieran colarse entre los medallistas el jabalinista Ulicer Aguilera (F13/débil visual).

El saltador de longitud Ángel Jiménez (T12) y la lanzadora de disco Noraivis de las Heras (F43/afectada miembro inferior) completan las opciones, pero sus resultados no indican que estén cerca de los premios.

Esta última ganó bronce en Río 2016, pero esta vez tuvo que esperar por una invitación para hacer las maletas, pues sus marcas no le ubicaban en el ranking para clasificarse de manera directa.

Jiménez obtuvo oro en el triple salto de Atenas 2004 y plata en la longitud de Londres 2012, pero el tiempo ha pasado y su rendimiento no es el de entonces.

Tiene potencial además el nadador Lorenzo Pérez, ganador de cuatro medallas en estas citas entre 2012 y 2016, en una delegación que integran además la pesista Leidy Rodríguez, los judocas Yordani Fernández y Gerardo Rodríguez, el ciclista Damián López, el tenimesista Yunier Fernández y la debutante tiradora Yenigladys Suárez.

Conseguir cinco títulos aparece entre los propósitos de un grupo capaz de crecerse ante los retos. (Jit) (Foto: Jit/ Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *