logo

Washington, 17 ago.- El número de muertes en Estados Unidos por la COVID-19 subió a cuatro mil 800 en una semana, cifra tres veces superior a la reportada en julio pasado, reflejan datos divulgados en el diario USA Today.

Los especialistas culpan a la variante delta del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, del alza de las infecciones y de las hospitalizaciones a donde cada vez llegan más menores de 50 años, informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Cinco estados batieron récords este fin de semana en cuanto al número promedio de casos diarios de COVID-19: Florida, Louisiana, Hawaii, Oregon y Mississippi, territorios que registran más de cien enfermos por cada cien mil habitantes cada jornada, refiere el portal CNBC.

Específicamente en Florida, la cantidad de pacientes en las unidades de cuidados intensivos subió este lunes, con lo cual la tasa de ocupación de esas plantas debe ser superior al 91,35 por ciento informado la víspera por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

El ascenso de las infecciones ocurre aunque en el país casi el 70 por ciento de los adultos está vacunado con al menos una dosis, señaló el responsable de los datos de la pandemia en la Casa Blanca, Cyrus Shahpar.

Por su parte, el número de niños hospitalizados alcanzó un pico de mil 902 el sábado, lo cual elevó alrededor del 2,4 por ciento de los ingresos en edades pediátricas.

Según las previsiones, la nación norteña pronto podría alcanzar las 200 mil infecciones diarias, especialmente entre personas sin inmunizar, advirtió el doctor Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud. (PL) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *