logo

Camagüey, 18 ago.- El segundo grupo de jóvenes recién graduados de Medicina General Integral de la agramontina Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, partió hoy desde la capital provincial para cooperar en el enfrentamiento a la COVID-19 en el municipio de Florida.

Laura Nápoles Yera y Dayana de la Torre Herrera forman parte de este equipo de diez valientes, que se incorporan a la noble misión.  

“Cuando escogimos la carrera sabíamos que teníamos que cumplir el objetivo de salvar vidas. En estos momentos nos necesitan en Florida. Tal vez no vamos a estar lo más cómodo que quisiéramos porque estaremos lejos de casa, pero es lo que nos toca en estos momentos y sabemos cómo asumir el reto”, explica Laura.

“Allá ayudaremos  a la población a controlar la pandemia y vamos con nuestra mayor disposición para colaborar y ayudar en todo lo que haga falta”, agrega Dayana.

Alberto Lezcano Olivera una vez más da el paso al frente para combatir la enfermedad que conoce como médico y paciente; su madre Idalmis Olivera, lo acompaña hasta el momento de la partida.

Lea también: La COVID-19 y sus síntomas y secuelas que aconsejan más precaución

“Últimamente hemos visto el ascenso de casos positivos a la COVID-19 en Florida y nos integramos a esta misión. Ahora estamos mucho más preparados, porque ya chocamos con eso una vez y vamos con la mayor disposición de curar a los pacientes”, comenta.

“¿Cómo valorar esta actitud? Solo puedo decir que estoy orgullosa… muy orgullosa”, concluye emocionada Idalmis.

El orgullo de esta madre lo comparte todo Camagüey, pues los nuevos galenos, incluso con el riesgo del contagio latente, van hasta el municipio agramontino con la situación epidemiológica más compleja, llenos del valor y de entrega a la profesión, para salvar vidas y ponerle corazón a Cuba. (Texto y foto: Mónika de los Ángeles Escobedo Artola/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *