logo


Camagüey, 19 ago.- Desfavorables indicadores como un incremento de los casos diarios como promedio de COVID-19 en agosto con respecto al mes de julio y una tasa de letalidad por encima de la media nacional, evidencian la complicada situación epidemiológica en Camagüey, evaluada este miércoles en el Grupo Temporal de Trabajo Provincial para el enfrentamiento a la pandemia.

Carlos Morán, director en funciones de Salud Pública en el territorio, explicó que suman 28 mil 093 pacientes diagnosticados con la enfermedad en lo que va de año, y en estos momentos los municipios de Florida, Esmeralda y Carlos Manuel de Céspedes muestran una tasa de incidencia mayor que la de la provincia, donde ya se ha confirmado la presencia de la contagiosa variante Delta del SARS-CoV-2.

Al respecto, Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Camagüey, indicó a las autoridades a todos los niveles velar por el cumplimiento de las medidas establecidas, pues se aprecia falta de percepción de riesgo en personas que han aumentado las visitas a familiares y amigos, y otras que frecuentan sitios públicos de manera innecesaria, con lo cual se exponen al contagio.

Un análisis crítico se realizó sobre dos eventos de transmisión institucional en igual número de hogares de ancianos, en los municipios de Sibanicú y Carlos Manuel de Céspedes, en los que se han detectado aproximadamente 96 casos entre abuelos y trabajadores, así como fallecidos, debido a violaciones de los protocolos vigentes. 

Al respecto se informó que se han aplicado medidas administrativas, incluyendo la separación definitiva del puesto laboral; al tiempo que la Fiscalía Provincial anunció la ejecución de acciones de control y seguimiento a la legalidad, ante situaciones inadmisibles como esta. 

Santana Santiesteban dijo que en ambos hogares de ancianos se minimizaron los efectos de la pandemia y no se actuó con prontitud para detener la propagación del virus, lo cual denota irresponsabilidad e indisciplinas que recibirán las sanciones correspondientes. 

Por otra parte, la gobernadora Yoseily Góngora López, orientó resolver el atraso de muestras de PCR acumuladas en el Laboratorio de Biología Molecular sin procesar, además de los pacientes a los que les corresponde ingreso en las diferentes instituciones y que aún se encuentran en sus hogares. 

En el Grupo Temporal de Trabajo Provincial para el enfrentamiento a la COVID-19 se conoció que, al cierre de este reporte, en las salas de terapia intensiva permanecían 43 pacientes, de ellos 21 en estado crítico y 22 graves. (Juan Mendoza Medina / Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *