logo

Los integrantes del Club L.A.M.A. entregan los aditamentos al Centro Provincial de Electromedicina de Camagüey.Camagüey, 26 ago.- En Cuba, la solidaridad corre a altas velocidades. Es un principio que siempre está latente, pero se acelera en situaciones difíciles.

Ante la alta demanda de oxígeno para el tratamiento de pacientes con COVID-19, debido al rebrote en el país, jóvenes cuentapropistas de la provincia de Holguín lograron la fabricación de aditamentos para, desde un mismo cilindro, suministrar ese gas a dos enfermos.

Hasta Camagüey ha llegado la bien recibida inventiva, a todo motor, transportada por integrantes del Club Latinoamericano de Motociclistas Asociados, conocido como Club L.A.M.A, del que Miguel de los Ríos Hernández es su presidente en el territorio agramontino.

“El Club de motociclistas Whizzar Clásicos de Cuba, de Las Tunas, nos entrega los medios en los límites entre ambas provincias, y en la división con Ciego de Ávila se envían hacia el Occidente. De igual forma se ha hecho en otras demarcaciones, enlazando a toda Cuba”.

Gracias al traslado voluntario, no pocas regiones se han beneficiado, como Holguín, Santiago de Cuba, Granma, Guantánamo y otras que se sumarán paulatinamente, aunque los aditamentos ya se fabrican en varias zonas.

El Club L.A.M.A en Camagüey tiene 32 miembros que hoy oxigenan a cientos de personas que padecen la COVID-19, por lo cual “estamos muy felices de contribuir a salvar vidas, haciendo lo que nos gusta: rodar en moto. (Juan Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte) (Fotos: cortesía del entrevistado)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *