logo

Camagüey, 29 ago.- El colectivo del Hospital Militar Octavio de la Concepción y la Pedraja, de la provincia de Camagüey recibió a través de la presidenta de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), Rosa María Ramírez Montero, la condición Jóvenes por la Vida, que entrega el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas a personas e instituciones que asumen roles destacados en el enfrentamiento a la pandemia.

El director de esa institución, el coronel Taurino Cruz Padilla, destacó que en medio de esa compleja situación, el centro está a la vanguardia gracias al protagonismo de las nuevas generaciones, muchas sin vínculos laborales que se han insertado en las tareas encomendadas con notables resultados.

“Garantizan la calidad de todos los servicios médicos y lo asumen con dignidad y valentía, ese es el Moncada de hoy, con la consagración que nos caracteriza a los cubanos. Esa es la verdadera Revolución con sus jóvenes al frente.

“Fidel no se equivocó cuando expresó que siempre saldríamos adelante con el apoyo de las nuevas generaciones”, agregó Cruz Padilla.

La presidenta de la OPJM dijo que los muchachos y muchachas de ese centro encaran junto a los de más experiencias el difícil reto de atender pacientes positivos a la COVID-19, con valor y alta profesionalidad, seguros de salir airosos de una pandemia que ha puesto a prueba todo el sistema de Salud del país.

“Aunque se ha tenido que lamentar el deceso de algunos enfermos por las complicaciones que generan los padecimientos de base, la mayoría presenta una evolución favorable, a partir del estricto cumplimiento de los protocolos establecidos para enfrentar la epidemia en la institución”, acotó Ramírez Montero.

En Camagüey en estos dos días de recorrido hemos comprobado ese altruismo y profesionalidad de los hombres y mujeres de las batas blancas también en nuestros niños y adolescentes. Compartir con ellos durante el ensayo clínico Ismaelillo, en el Hogar de niños sin amparo familiar, en las comunidades donde se constató la obra de la Revolución, nos nutre de nuevas maneras de hacer nuestro papel como dirigentes.

“Sentimos con orgullo del poder de la juventud agramontina que hoy está en las terapias intensivas, en las zonas roja de los hospitales enfrentando los más complejos y delicados desafíos”.

Desde hace casi dos años el personal del Hospital Militar de Camagüey, con sus jóvenes a la vanguardia, protagoniza jornadas intensas de trabajo, tras encargársele el tratamiento de casos positivos a la COVID-19 de la provincia donde está ubicado y de Ciego de Ávila, en los inicios de la pandemia. (Texto y fotos: Gladys Dailyn Morera Cordero/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *