logo

Tokio, 31 ago.- El saltador de longitud cubano Robiel Yankiel Sol Cervantes, de apenas 18 años de edad, dio la primera medalla de oro a Cuba en los XVI Juegos Paralímpicos; mientras que Omara Durand mantuvo este martes su paso triunfal en citas bajo los cinco aros, al conquistar el metal dorado en los 400 metros planos de la categoría T12 y lograr para la Isla la segunda corona en Tokio 2020.

El más joven integrante de la embajada atlética de la mayor de las Antillas, que protagonizó una de las más gratas sorpresas para la delegación, llegó en busca de experiencia y se marchará dorado frente a oponentes de mucha valía, aunque petrificados esta vez en el nuevo estadio olímpico de la capital nipona, entre esos el francés Arnaud Assoumani, recordista mundial con 7.58 metros desde el año 2011, y el estadounidense Roderick Townsend, líder paralímpico con 7.41 metros en Río de Janeiro 2016.

Pero el capitalino saltó 7.46 metros en su primer intento y llevó la pauta de una competencia en que seis rivales superaron la barrera de los siete metros. Su registro ganador pasa a los libros como nuevo límite para citas multideportivas.

Luego del brinco inicial, Sol Cervantes llegó a 7.37 y 7.20, pasó el cuarto intento, se estiró después hasta los 7.23 y cometió falta en la despedida. Townsend se llevó la presea de plata con 7.43 metros y el ruso Nikita Kotukov el bronce con 7.34.

“Siempre seguí las indicaciones de mi entrenador Luis Bueno. El confió totalmente en mí y ahí está el resultado”, expresó el flamante campeón en la zona de entrevistas de la instalación.

“La competencia fue fuerte. Seis saltadores estuvieron por encima de los siete metros. En la primera que pensé, cuando me supe campeón, fue en mi madre. A ella le debo casi todo lo que soy”, reafirmó.

“Tambien le debo mucho a otras personas, especialmente a mi entrenador actual, Luis Alberto Bueno Chávez, y a los que me iniciaron, Lien y Geike, del municipio de Plaza. Ellos convencieron a mis padres y a mí para qué practicará atletismo”, señaló con sano orgullo.

Cubana Omara Durand ganó su sexta corona paralímpica en Tokio.
En tanto, la santiaguera Omara Durand acaparó la atención de la mayoría de los concurrentes al Estadio Olímpico de esta capital japonesa, a quienes regaló tiempo de 52.58 segundos.

“No tuvimos mucho tiempo de descanso entre la carrera semifinal y la final, pero estamos preparados. La entrenadora Miriam Ferrer lo planifica para que salga bien”, expresó la diva cubana de las pistas.

Omara arrancó en punta para no dejar dudas sobre su potencia a quienes la escoltaron en el podio, especialmente a la ucraniana Oksana Boturchuk (55.33) y la venezolana Alejandra Paola Pérez López (57.06), en ese orden.

“Lo dijimos y lo cumplimos: íbamos a darlo todo para obtener la medalla y el mejor resultado posible”, opinó Yuniol Kindelán, su inseparable guía.

Convertirse en la atleta más dorada de Cuba dentro del deporte paralímpico llena de orgullo a esta formidable corredora.

“Estamos muy felices porque soy la atleta más laureada de Cuba en la historia de los juegos paralímpicos. Eso hace que la meta, el compromiso, sea seguir adelante en el deporte, hacer buenas carreras y seguir alcanzando medallas”, expresó.

“Satisface grandemente ser parte de los que cada día ponen el nombre de Cuba muy alto”, expresó emocionada.

También superó la cantidad de coronas logradas por la también velocista Yunidis Castillo, una superdotada que no hizo el grado para esta cita en Japón.

“Quiero dedicar esta medalla de modo muy especial a mi entrenador Manuel López Martín, quien falleció hace unos días, lo que me causó un dolor inmenso. Se fue sin poderle decir de esta manera que le estoy eternamente agradecida. Creo que el mejor regalo que puedo hacerle es esta medalla”, señaló.

“Le estoy muy agradecida al pueblo cubano y a nuestro gobierno, por el apoyo para que nuestros sueños se realicen. También a mi entrenadora Miriam. Su esfuerzo nunca ha sido en vano. Ella vive día a día, momento a momento, tocando con sus manos nuestros problemas”, agregó.

“El deporte no sólo son victorias, hay muchos problemas, muchas dificultades y Miriam se merece esta y muchísimas medallas más”, agregó.

Omara correrá de nuevo el primero de septiembre, en la clasificatoria y la semifinal de los 100 metros. Al día siguiente debe discutir la cima de esa prueba. El 3 de septiembre estará en la arrancada de los 200 metros, cuyo cierre será al día siguiente.

Con los resultados de este martes, Cuba, con dos medallas de oro, una de plata y una de bronce, aparece en el lugar 33 del medallero general que lidera China (56-36-31). (Texto y fotos: ACN y tomadas del perfil en Twitter de Presidencia Cuba)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *