logo


La Habana, 5 sep.- Con cuatro preseas de oro, una de plata y una de bronce, Cuba ocupó el lugar 35 del medallero por países en los Juegos Paralímpicos de Tokio, clausurados hoy en la capital japonesa.

Esa cita tuvo amplio dominio de la delegación de China (96-60-51), seguida por Gran Bretaña (41-38-45) y Estados Unidos (37-36-31), en el trío de vanguardia; mientras por Latinoamérica sobresalió Brasil (22-20-30), en el séptimo puesto, según el sitio oficial de la competencia.

En el caso de los cubanos todas las medallas fueron conquistadas por los representantes del atletismo, con destaque para la fenomenal velocista Omara Durand, otra vez ganadora de los metales áureos en los 100, 200 y 400 metros (m), categoría T12 (débiles visuales profundos), como mismo hizo en Río de Janeiro 2016.

Este sábado Durand finalizó su actuación con récord mundial de 23.02 segundos en la final del doble hectómetro, para ratificar que es la reina de la velocidad con un brillante palmarés que exhibe ocho títulos en ese tipo de eventos.

Sin importar la lluvia y que la pista estuviera mojada, la corredora de la nación caribeña rompió su anterior plusmarca del orbe en esa distancia que era de 23.03 segundos establecida en Doha, Catar, en 2015, e igualmente mejoró la cota paralímpica de 23.05 segundos impuesta en la urbe carioca.  

Con anterioridad, el pasado lunes ella y su guía Yuniol Kindelán conquistaron la corona de los 400 m al dominar de principio a fin esa modalidad con tiempo de 52.58 segundos; y este jueves se llevaron el cetro en los 100 m con tiempo de 11.49 segundos.

Y por si fuera poco, la veloz santiaguera sigue sin perder una carrera desde hace más de 10 años, sin dudas toda una hazaña digna de elogios.

También en el deporte rey subió a lo más alto del podio de premiaciones el jovencito Robiel Yankiel Sol Cervantes, con récord paralímpico de 7.46 m en el salto largo en la categoría T46 (afectado miembro superior).

Apenas con 18 años, Sol Cervantes triunfó en esa especialidad para darle en ese momento a Cuba el primer premio dorado en Tokio.

Otros medallistas de la isla fueron Leinier Savón, con su plata en el salto de longitud de la categoría T12, con marca personal de 7.16 m.

Asimismo Leonardo Díaz ganó el bronce en el lanzamiento del disco, de la categoría F56 (silla de ruedas), con 43.36 m que constituyó su registro más destacado del año.

Y si bien es cierto que no subió al podio, vale mencionar que Ulicer Aguilera alcanzó un meritorio cuarto lugar en la final del lanzamiento de la jabalina F13, con récord para el continente americano de 59.89 m.

En Río de Janeiro 2016, la mayor de las Antillas logró 15 preseas, repartidas en ocho oros, una plata y seis bronces, lo que le permitió a la delegación cubana situarse en el puesto 18 por países. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *