logo

La Habana, 8 sep.- La serie A1 del sóftbol italiano concluyó su fase clasificatoria después de varios meses de campaña. Cuba tuvo como representantes a seis jugadoras contratadas en cuatro equipos.

Las mejores actuaciones fueron para las lanzadoras Yilian Tornés, quien trabajó con el Caronno, así como Yamelkis Guevara, quien lo hizo para el Old Parma.

La zurda Tornés, con experiencia previa en 2019, cuando lanzó para el Caserta, terminó con balance de 6-4 y entre las cinco primeras en varios departamentos. La lanzadora granmense se llevó el liderato en entradas lanzadas con 69,2.

Además finalizó como segunda en juegos iniciados y completos con 10 respectivamente. También concluyó en segundo lugar en efectividad, con un soberbio promedio de carreras limpias de 0.30, así como en el segundo puesto de los ponches con 111. Apenas le batearon sus oponentes para 110, lo que la ratifica como una de las mejores serpentineras del torneo.

Por su parte, Yamelkis Guevara, quien se estrenó en esta liga, terminó con balance de 5-5. Fue segunda en juegos completos con 10, empatada con su coterránea, mientras se ubicaba como la tercera más trabajadora con 62,1 innings de labor. En el departamento de ponches se situó en quinto puesto con 97 bateadoras estrucadas. Solo le batearon para 144.

Su compañera de equipo, la granmense Yarianna López Bosa, quien se desempeña como receptora y ocasionalmente en la inicial y los jardines, fue la líder en remolcadas en su club con nueve. Compiló para una aceptable línea ofensiva AVE/OBO/SLU de 286/367/386.

La otra bateadora cubana contratada en Italia, Rosangela Jardines, también dejó buenos números con el Caserta. La enmascarada tunera impulsó nueve carreras, mejor dentro del equipo, y bateó para un excelente 308/385/390.

La zurda Sarai Góngora la acompañó en el Caserta, equipo de peor resultado en la justa con pobre balance de 3-17. La joven holguinera, quien debutó a este nivel, concluyó con 2-7 y un promedio de carreras limpias de 5,01, aunque le llegaron a marcar hasta 66 millas por hora.

La experimentada Anisley López lanzó para el Nuoro con balance desfavorable de 3-7, pero con una aceptable efectividad de 3,71. Le batearon para 258 en 10 juegos iniciados (segunda) y propinó 68 ponches en 54,2 entradas de actuación.

Las seis softbolistas cubanas asumieron gran protagonismo en cada uno de sus clubes, con notables actuaciones en la mayoría de los casos. Las antillanas del deporte de la bola blanda cumplieron en territorio europeo. (Texto y foto: Tomados de Jit)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *