logo

La Habana, 10 sep.- El Centro Nacional de Sanidad Animal (Cenasa) propuso suspender la restricción de la importación por viajeros de productos de uso veterinario, básicamente antibióticos, antimicóticos, antiparasitarios, reconstituyentes y vitaminas, instrumental de uso veterinario y accesorios para animales de compañía.
 
Para refrendar esta propuesta se emitió por el Ministro de la Agricultura la Resolución 430/2021, publicada en la Gaceta Oficial No. 79 Extraordinaria de 9 de septiembre de 2021, que otorga facilidades a los viajeros para las importaciones de dichos productos.
 
En conversación con el doctor en Medicina Veterinaria Yobani Gutiérrez Ravelo, director general de Cenasa, sostuvo que una de las razones que condujeron a adoptar esa medida es el recrudecimiento del bloqueo norteamericano, el cual ha provocado que la industria nacional de medicamentos no disponga de los equipos, piezas de repuestos y materias primas para producir los fármacos que demanda el Cuadro Básico de Medicamentos de Uso Veterinario.
 
Precisó que esta decisión permitirá, además de disminuir la carencia de medicamentos, mejorar el estado de salud de nuestros rebaños, tanto productivos como los animales de compañía. Se reducirán las pérdidas que ocasionan las enfermedades y sobre todo las parasitarias que tanto daño causan a nuestros animales.
 
Aclaró que se permitirá la entrada de esos medicamentos siempre que estén en sus envases originales, debidamente rotulados e identificados, con el nombre comercial y genérico o denominación común internacional. Recalcó que los viajeros deben adquirirlos en mercados seguros y confiables, para evitar el riesgo de comprar productos falsificados o dañados.
 
El Director general de Cenasa precisó, además, que la importación de vacunas y otros productos biológicos no fue concebida en esta aprobación pues pueden contener en su composición cepas de microorganismos patógenos diferentes a los que circulan en nuestro país. Y el uso de agentes biológicos manipulados a voluntad por el hombre puede ocasionar graves enfermedades a los animales, e incluso aquellas consideradas zoonóticas, sin olvidar que esta vía ha sido utilizada como parte de las agresiones biológicas del Gobierno de Estados Unidos contra Cuba, subrayó.
 
Gutiérrez Ravelo aseguró que la oferta a la población de vacunas para animales de compañía tendrá solución, a partir de otras variantes de comercialización de productos nacionales e importados que serán informadas por la Dirección General de Sanidad Animal.
 
Asimismo, indicó incrementar las acciones de control y vigilancia en los puntos de frontera, para evitar la entrada o salida del territorio nacional de productos que puedan constituir un riesgo para la salud humana, animal y para el medio ambiente.
 
Además, sugirió que los representantes legales de los animales deberán, antes de aplicar el medicamento, buscar el asesoramiento especializado de un médico veterinario, y frente al más mínimo cambio en la conducta suspender el tratamiento de forma inmediata e informárselo a su veterinario. (Texto y foto: Juventud Rebelde)


Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *