logo


La Habana, 11 sep.- Historias de entrega y responsabilidad en la batalla que enfrenta Cuba contra la pandemia de COVID-19 se dieron a conocer la víspera en un encuentro virtual con 73 estudiantes y médicos extranjeros que han cursado sus estudios en las universidades de Ciencias Médicas del país.

Durante el intercambio, presidido por los doctores Jorge González Pérez, director Nacional de Docencia; Ileana Morales Suárez, directora Nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica; y Francisco Durán García, director Nacional de Higiene y Epidemiología, se reconoció el trabajo realizado de conjunto con los nacionales en la Atención Primaria de Salud (APS) como parte de la pesquisa activa y la vacunación de la población, así como desde la zona roja.

En nombre de los educandos de la provincia de Santiago de Cuba, Jeovet Avelino Chimuco, estudiante angoleño de quinto año de Medicina, señaló que el enfrentamiento de la pandemia debe ser universal y que la experiencia desde Cuba lo va a acompañar siempre, como parte de la formación humanista que recibió en la Isla.

Mencionó las acciones que se tomaron para dar respuesta a la emergencia sanitaria a partir de la capacitación del personal, el aislamiento de confirmados, la búsqueda de sospechosos en las comunidades mediante el pesquisaje, acción que para los extranjeros era voluntaria, pero que él, al igual que sus compañeros, asumió con satisfacción y amor.

Como parte de los representantes del territorio oriental, Dierny Boutsindi, estudiante de sexto año de Medicina de la República Democrática del Congo, señaló que ante las interrupciones docentes ocasionadas por la enfermedad, en la provincia de Granma se desarrollaron métodos para poner en práctica los conocimientos adquiridos y salvar vidas.

De esa forma, acotó, en la atención a los pacientes positivos los estudiantes extranjeros han demostrado su disposición de ayudar al ser esta una forma de agradecer a la Revolución cubana, porque ya son parte de sus hijos, aunque nacidos en otras regiones del mundo.

La labor en los centros de aislamiento de Camagüey contribuyó a formarnos como profesionales de ciencia y conciencia y siempre recordaremos el cariño de los pacientes cuando nos agradecían por la atención brindada, dijo el doctor Habibu Jalow, de Gambia.

Asimismo, el médico recién graduado reconoció el proceso de vacunación en el país y la labor del personal de salud en misiones internacionalistas, a la vez que insistió en la necesidad de mantener las medidas de seguridad establecidas desde el inicio de la pandemia.

Para el doctor Albert Ina Charles, de Sierra Leona, que se encuentra en la provincia de Ciego de Ávila, la pandemia les dio a los nuevos médicos "la oportunidad de ser más solidarios y humanos como no ha enseñado Cuba, nuestra segunda Patria".

Habló de su participación en el proceso de aplicación de la Biomodulina-T y el PrevengHo-Vir, además de estar presente en la vacunación y la detección de sospechosos mediante la pesquisa activa.

También mencionó la colaboración de los estudiantes en la recogida de datos, el trabajo en zona roja de manera voluntaria y agradeció la oportunidad de poder formar parte del ejército de batas blancas de la Isla.

Desde Matanzas Ahmad Nassar, médico proveniente de Palestina, destacó el trabajo integral realizado desde la APS, mientras que en La Habana Xiomi Giraldo, estudiante colombiana de cuarto año de Medicina, afirmó que con amor y cariño también se puede ayudar a los pacientes y eso lo han demostrado durante estos meses.

El doctor boliviano Hernán Cusi Callisaya, residente de tercer año de Neurología, contó acerca de sus primeros 14 días en zona roja y sobre el miedo y la incertidumbre que sintió; no obstante, ya suman cinco las veces que ha estado presente en la atención directa con pacientes positivos.

Subrayó que el factor psicológico afecta a las personas infectadas con el virus y dentro de la zona roja tuvieron que ser psicólogos, clínicos, e incluso cirujanos, en esta lucha por tratar de que todos regresen a casa.

Los profesionales y estudiantes extranjeros ratificaron su disposición de continuar aportando en esta batalla por la vida de la cual ellos también son parte.

Al concluir el encuentro, Durán García agradeció en nombre del sistema de Salud y el pueblo cubano por su participación activa, la cual ha sido decisiva en todos los territorios del país.

“Muchos de ustedes ya no son solo extranjeros, sino que también son cubanos, y esta experiencia fuerte les va a servir en su desempeño futuro tanto en el territorio nacional como foráneo, a partir de la formación humanista que pondera la vida de las personas por encima de intereses económicos, concluyó. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *