logo


La Habana, 14 sep- El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recibió este lunes al último grupo de la delegación cubana asistente a los XVI Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, en el Aeropuerto Internacional José Martí.

El mandatario saludó alegre a cada uno de los recién llegados, encabezados por la velocista Omara Durand y su guía Yuniol Kindelán, así como al resto de los 16 participantes cubanos en la cita, quienes asistieron a la terminal aérea para participar de la bienvenida.

Entre los llegados la víspera desde la capital nipona se encontraban el monarca en salto largo Robiel Yankiel Sol Cervantes (T46) y Lenier Savón, medallista de plata en ese propio evento de la clase T12. También arribaron los entrenadores Miriam Ferrer y Luis Bueno, y Raúl Fornés Valenciano, vicepresidente primero del Instituto Nacional de Educación Física, Deportes y Recreación (INDER)  y jefe de la delegación.

Acudieron al recibimiento Jorge Luis Perdomo Di-Lella, viceprimer ministro; Osvaldo Vento Montiller, titular del INDER, y otros dirigentes y funcionarios del  Partido Comunista de Cuba, el Estado y las organizaciones políticas y de masas.

Omara, quien en Tokio 2020 elevó a ocho su botín dorado en estas lides, manifestó que “llegamos con el orgullo de haber representado a Cuba dignamente y con una entrega sin límites”.

“Más allá de las cuatro medallas de oro, una de plata y otra de bronce alcanzadas, que nos situaron en el lugar 35 del medallero, nos emociona la voluntad demostrada en cada presentación y las alegrías que pudimos entregar a nuestro querido pueblo.

“Cada salida a los escenarios de competencia estuvo inspirada en Fidel y Raúl, y también en la dignidad y el decoro de los compatriotas que nos aplaudieron desde la distancia”, agregó.

Durand resaltó que “mientras nosotros competíamos en Tokio, ustedes libraban acá importantes batallas contra la COVID-19 y contra los enemigos de la Revolución que hizo posible triunfos como los alcanzados esta vez. También debemos dar gracias en estos momentos”.

Reconoció a todos los que posibilitaron la presencia de Cuba en unos Juegos que calificó como los más difíciles de la historia, “y en los que solo participar ya ameritaba un gran premio por la dedicación para clasificarnos y prepararnos, y por los riesgos afrontados”.

“Nuestra actuación rinde homenaje a la resistencia de Cuba contra el Bloqueo de Estados Unidos y frente al asedio enemigo, y demuestra que la obra del deporte continúa incluso en las más adversas condiciones”, exclamó.

Concluyó emocionada: “abrazamos especialmente al presidente Díaz-Canel por sus mensajes de aliento en cada ocasión, y también a otros muchos integrantes de la dirección de nuestro país. Ante ellos y nuestro pueblo confirmamos el compromiso de seguir adelante en busca de nuevas victorias. ¡Nos vemos en París 2024!”.

Perdomo Di-Lella, al dar la bienvenida a todos, expresó que “seguimos con entusiasmo, alegría y respeto cada una de sus presentaciones, conscientes de su esfuerzo y dedicación para clasificarse, prepararse, competir e imponerse en el complejo escenario de estos tiempos de la COVID-19, crisis económica y escalada de agresiones contra nuestro país”.

Además aseguró que “en ustedes y en el deporte paralímpico de la Revolución se materializa el concepto de Fidel de que el deporte es y debe ser uno de los medios más eficaces con que cuenta la sociedad para contribuir al fomento del bienestar y la salud de los ciudadanos, al desarrollo del espíritu, la superación y solidaridad entre los hombres, para el cultivo de una mejor calidad de vida y la realización plena del ser humano”.

Luego del recibimiento, nuestros campeones y medallistas viajaron en caravana hasta su centro de aislamiento en el Hotel Tulipán, en Plaza de la Revolución.

Durante el recorrido por las avenidas Rancho Boyeros y 26, y las calles 23 y Paseo, recibieron el cariñoso saludo de nuestro pueblo. Viajaron en vehículos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y respondieron alegres a los gestos de admiración.

En la instalación hotelera también fueron agasajados por representantes de las diferentes organizaciones políticas y de masas, así como por los trabajadores de la institución, cumpliendo con todas las medidas epidemiológicas por la COVID-19. (JIT)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *