logo

La Habana, 14 sep.- La Empresa Laboratorios AICA, el Centro de Inmunoensayo y el de Neurociencias de Cuba integrarán el listado de entidades de alta tecnología, nombramiento otorgado hasta hoy a otras cuatro instituciones de la biotecnología y telecomunicaciones.

El otorgamiento de esa categoría fue aprobada por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, a través de la Gaceta Oficial No. 101 Ordinaria de 2021, y estará vigente por los próximos tres años, al término de los cuales se renueva si las empresas mantienen los requisitos e indicadores necesarios para dicha condición.

Durante este periodo, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente d la nación caribeña debe mantener el control y evaluación permanente a la institución categorizada.

Cuba contaba hasta el pasado mes de abril con otras cuatro empresas de alta tecnología: el Centro Nacional de Biopreparados, institutción científico-industrial con más de 30 producciones de la biotecnología.

Se sumó el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, creador, entre otros productos, de la vacuna antiCovid-19, Abdala, primera de Cuba y América Latina con autorizo para uso en emergencia; así como el candidato, Mambisa, uno de los siete del mundo para administrar por vía nasal y contrarrestar la primera entrada del virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia.

También cuentan con esa clasificación el Centro de Inmunología Molecular, que posee 42 objetos de invención y más de 800 artículos científicos.

Además de la Empresa de Tecnologías de la Información y Servicios Telemáticos Alcanzados, encargada de líneas de proyectos de innovación, algunos vinculados al comercio electrónico, la telefonía IP, y cartelería digital, educación a distancia; y proyectos de software para la administración, entre otros.

Al intervenir recientemente en el espacio radiotelevisado Mesa Redonda, el viceministro del Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, José Fidel Santana explicó que estas entidades trabajan basadas en el eje de la ciencia, tecnología e innovación.

Cualquier empresa puede transitar hacia esa condición siempre que cumpla una serie de requisitos, uno de los principales lograr el ciclo completo que va desde la innovación a la comercialización, señaló.

Se trata de desarrollar la ciencia aplicada con resultados tangibles para la economía, y parte de las ganancias deberán ser empleadas en la investigación. No se trata de hacer ciencia por hacerla, hay que tener logros, dijo Santana. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *