logo

Camagüey, 15 sep.- El futuro Código de las Familias se caracteriza por su novedad, su vocación garantista, inclusiva, de respeto a los derechos humanos, y es un reflejo de la sociedad cubana actual, con el objetivo de que también se parezca a la del futuro.

Así lo aseguraron expertos que han participado en el arduo proceso de elaboración, durante una videoconferencia con todas las provincias del país, en la que el ministro de Justicia de Cuba, Oscar Silvera Martínez, aseguró que se trata de una norma jurídica compleja, de amplios contenidos, concebida sobre la base de la ciencia constituida y referencias del mundo respecto al tema.

La versión número 22 del texto, con 483 artículos, 11 títulos y 120 páginas, está disponible públicamente en el sitio web del Ministerio de Justicia, dijo el titular del sector, y se le añaden un glosario de términos y una nota introductoria, para su mejor comprensión.

Por su parte, Yamila González Ferrer, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, expresó que se trata de un proyecto para todas las familias que viven en la sociedad actual en la Isla, en el que se otorgan derechos, pero también se establecen mecanismos para que se cumplan los deberes en ese entorno.

El Código reconoce el derecho de todas las personas de construir una familia, sin que sean las condiciones humanas una limitante para ello, y fortalece el espacio afectivo al validar determinadas relaciones que no se basan en la consanguinidad; al tiempo que dicta que es la familia la principal responsable del cuidado y protección de sus miembros, sin desechar la intervención del Estado ante ausencias o limitaciones.

A su vez, el texto actualiza y perfecciona las instituciones jurídico- familiares, como el parentesco y la obligación de dar alimentos, el matrimonio y la unión de hecho, aspectos estos dos últimos en los que se elimina la heteronormatividad.

De igual forma, la Doctora en Ciencias Jurídicas y Profesora Titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, aseguró que hay un reconocimiento de la filiación como resultado de las técnicas de reproducción asistida, y de la gestación solidaria, conocida popularmente como el alquiler de vientre, sin que sea una práctica que implique explotación de la mujer.

El orden de los apellidos, la responsabilidad parental, las instituciones de guarda y protección, los regímenes económico matrimoniales, los conflictos transnacionales y la igualdad y violencia de género, son otros asuntos que se regulan en el documento, que no excluye a nadie, está a favor de todos, de la unidad nacional.

Con la publicación en la página web del Ministerio de Justicia del futuro Código de las Familias, se inicia el debate nacional que en un primer momento tendrá una consulta especializada con expertos en la materia, luego una consulta popular y posteriormente el Referendo, de acuerdo con lo que mandata la Disposición Transitoria undécima de la Constitución de la República de Cuba, pasos en los que se irá perfeccionando el documento. (Juan Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte) (Imagen: Tumblr/ Tomada de Cubadebate)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *