logo

La Habana, 16 sep.- La prestigiosa revista internacional The Lancet, publicó los resultados del estudio en convalecientes de COVID-19 de la vacuna cubana, Soberana Plus, que muestra hoy un perfil de seguridad muy bueno.

El texto fue dado a conocer la víspera en The Lancet Regional Health–Americas, que fomenta el avance de la práctica clínica y la política de salud en el continente, con el objetivo final de mejorar los resultados en el sector.

Una dosis única de la vacuna SARS-CoV-2 FINLAY-FR-1ª (Soberana Plus) mejora la respuesta de neutralización en convalecientes de COVID-19, con un perfil de seguridad muy bueno: Un ensayo clínico de fase 1 de etiqueta abierta, indicó el encabezado del estudio en esa publicación.

Al respecto, la doctora Dagmar García, directora de Investigaciones del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba (IFV), institución líder de ese proyecto, destacó en su cuenta en Twitter la divulgación de los resultados de la vacuna y adelantó que habrá buenas nuevas en este campo próximamente.

Como es estrictamente necesario en ciencia: arbitrado por pares y en prestigiosa revista internacional. Publicados resultados Soberana Plus en revista de la serie Lancet. Esta historia no acaba aquí, aseveró la experta en dicha red social.

Soberana Plus fue concebida como una vacuna de refuerzo con capacidad de reactivar la respuesta inmune preexistente y con potencial protección de la reinfección con las nuevas cepas, tanto en pacientes convalecientes, previamente expuestos al virus SARS-CoV-2, como en personas inmunizadas con otra vacuna.

Esto significa que puede servir como refuerzo o combinación de cualquier otra vacuna con una sola dosis, indicó el IFV.

Recientemente el doctor Yuri Valdés, director adjunto del esa entidad informó que se solicitará la extensión de uso en emergencias de la vacuna, pues ya recibió esa condición como parte del esquema heterólogo de inmunización de dos dosis de Soberana 02 más una de Soberana Plus, el cual demostró un 91, 2 por ciento de eficacia frente a la enfermedad sintomática.

Los resultados del estudio fase II demostraron que estos sujetos tienen inmunidad natural contra el virus y a aquellos a quienes se les aplicó el inyectable incrementaron los títulos de anticuerpos alrededor de 20 veces.

Anteriormente, especialistas del IFV precisaron que para recibir esta dosis de refuerzo deberán transcurrir al menos dos meses de que la persona resulte negativa a la enfermedad y contar con un buen estado de salud.

El doctor Vicente Vérez, director del IFV, alertó recientemente que la inmunidad frente a la COVID-19 en población pediátrica, al menos en título de anticuerpos, es más débil, como norma, que la de los mayores de edad; posiblemente a partir del hecho de que los niños transitan la enfermedad de manera más ligera, argumentó.

Por esta razón, el centro analiza con las autoridades regulatorias la posibilidad de incluir en la vacunación a los convalecientes menores de 18 años y para ello prevén realizar un estudio. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *