logo


Por Dayessi García Sosa/Radio Cadena Agramonte.

Después de un año y medio Abraham volvió a su círculo infantil Valodia, pero esta vez no iba para quedarse una jornada completa, incluso, su cara de picardía y felicidad por el "paseo" parecía que algo en su interior le decía la verdad.

La mamá de Abraham lleva meses ansiosa, desvelada, enredada en cuentas matemáticas de vacunación, reacciones adversas y nivel de efectividad.

La mamá siguió cada paso del ensayo clínico Ismaelillo y la pregunta más frecuente era ¿y hay muchos niños bien pequeñitos?

Lea también Se extiende a Camagüey y Florida aplicación de Soberana 02 a niños más pequeños

Sí, porque aunque tiene tres años y mis ojos afirman su crecimiento físico, el trato y el temor es semejante al que se siente cuando tienes por vez primera en brazos a un recién nacido.

"Eso no duele mamá, es sólo un pinchacito", decía la encargada de organizar el proceso, mientras mamá cerraba los ojos muy fuerte y al mismo tiempo deseaba una y mil veces poner por cuarta vez su hombro y que el efecto, la sanación y la victoria las recibiera él.

¡Qué emoción sentirlo vacunado!

Este día representa el inicio de un largo camino que es esperanzador, es tratar de contener el llanto de un ser inocente que desconoce que allí en su brazo va el talento, el sacrificio y el amor de todos los que nos quieren bien.

La primera dosis de Soberana 02 ya circula por Abraham y mamá siente que le gana al coronabicho; mamá recuerda las mil veces que ha lavado las manitos, las que ha dicho que el nasobuco no se baja, los malabares para mantenerlo quieto en una habitación, los juegos, los cuentos, los cumpleaños sin ser el verdadero aniversario, y hasta las lágrimas derramadas ante tanta incertidumbre y temor.

Mamá está convencida de que vamos a vencer, de que estos largos días serán historia para contarle cuando sea grande de verdad, en cuerpo y alma, el orgullo de sentirlo protegido hoy.

Es el momento que toda madre anhela y esta es la crónica que, como periodista, siempre soñé escribir.



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *