logo

Por Claudia Artiles Díaz/ Radio Camagüey.

Comenzar de cero, dejar atrás la comodidad del hogar, salir de la zona de confort y explorar una nueva realidad llevaron a la joven actriz camagüeyana Sailin Carbonell a abrirse camino en la capital de todos los cubanos.

“Llegar a La Habana dejándolo todo atrás fue un acto de valentía, renuncié a mi familia y a mi trabajo para enfrentarme a un mundo totalmente desconocido; aún recuerdo que cuando llegué no sabía cómo funcionaba la dinámica de la vida, pero me acerqué al grupo Teatro la Proa y ellos me abrieron las puertas”.

Tres años después, muchas anécdotas quedaron para la historia de la emprendedora muchacha con grandes espejuelos y sonrisa interminable, quien tuvo en la Academia de las Artes Vicentina de la Torre Recio los cimientos de su carrera profesional.

“Recuerdo la escuela como una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, me brindó las herramientas para enfrentarme al mundo artístico: disciplina, entrega y la voluntad para no rendirme nunca.

“Varios profesores incidieron en mí: Gabriel Castillo, Josvani González, Jesús Vidal Rueda, Freddy Núñez Estenoz…, y de mencionar un personaje, sin dudas el protagónico en Santa Camila de La Habana Vieja”, confesó Carbonell vía telefónica.

Sortear las pruebas del destino fue la principal meta de la joven actriz que se valió del ingenio y la astucia para enfrentar por primera vez un casting actoral. De esa forma llegó Aidana, la adolescente de pelo negro que conquista sueños en la actual telenovela de la televisión cubana Vuelve a mirar.

“Aidana…(disfrutó al pronunciar cada sílaba) es un personaje que me sometió a varias cosas por primera vez: a un casting, a mi primer trabajo en una superproducción…; Aidana me ha dado muchas alegrías y me ha enseñado, pues es una muchacha madura a la que la vida le juega una mala pasada. Ella se convirtió en mi mejor amiga”.

-¿Qué representa Camagüey para Sailin Carbonell?

“Camagüey es mi tierra. Es una especie de diosa a la que se debe rendir tributo por la gran cantidad de artistas que ha dado a la cultura cubana; y para mí es un reto, porque siento que la represento, que tengo un compromiso muy grande con mi ciudad.

“Ser de Camagüey me ha abierto puertas, y estoy segura que siempre volveré a mi ciudad, a mi tierra de los tinajones, a la que me vio crecer”.

Entre los proyectos que ocupan el futuro de la actriz y realizadora audiovisual se encuentran la participación en la próxima telenovela del director Ernesto Fiallo, en producción, Los hijos de Pandora. Dirigirá, además, una historia dentro de un largometraje, así como una serie infantil.

Amante del café, las redes sociales y el arroz frito, Sailin Carbonell irrumpió en la pantalla chica gracias a Aidana, y sus sueños seguirán curso, pues el empeño, perseverancia y pasión se premian, y así, junto a Teatro la Proa continuará creciendo, orgullosa de saberse camagüeyana. (Fotos: cortesía de la entrevistada)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *