logo

La Habana, 25 sep.- El presidente Miguel Díaz-Canel saludó hoy la apertura gradual servicios a la población iniciada en varias provincias de Cuba, y alertó sobre la necesidad de mantener las medidas antiCOVID-19 establecidas.

Ilusiona mucho ver a algunas de nuestras ciudades regresar a sus momentos más alegres. Pero no puede hacerse al margen del resto del país o del mundo. El uso de mascarillas, el distanciamiento y la protección individual son indispensables, escribió el mandatario en la red social Twitter.

Cuba inició la víspera un proceso de reactivación de actividades de centros comerciales, gastronómicos y de servicios a la población en siete provincias, incluida la capital y el Municipio Especial Isla de la Juventud, donde retrocedió la trasmisión de la COVID-19 ante el avance de la vacunación.

También Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Guantánamo y Mayabeque se benefician de esta disposición.

Las medidas abarcan los sectores público y privado, y están acompañadas del seguimiento a normas sanitarias frente a la pandemia.

Servicios como trámites notariales, de los registros Civil y de la Propiedad reinician labores, aunque organizados mediante citas a la ciudadanía para evitar aglomeraciones.

Lo propio ocurre con restaurantes y centros de expendio de alimentos que cumplen con las normas aplicables en la actual coyuntura epidemiológica.

La reanimación de actividades permite la extensión de horarios de servicio, incluido del transporte público, lo cual es decisión de las autoridades territoriales. (PL) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *