logo

Santa Cruz del Sur, Camagüey, 26 sep.- Hasta este costero municipio se trasladó una brigada compuesta por 30 profesionales de la Salud, con el objetivo de acelerar el proceso la vacunación contra la COVID-19 en el territorio y administrar dosis de la Biomodulina T a los pacientes mayores de 75 años.

El grupo, integrado por enfermeros y estomatólogos de la capital provincial, llegó a la demarcación austral con banderas de esperanza y solidaridad, para dispersarse por los locales que requerían mayor apoyo.

Jorge Fernández Medina, jefe de la Sección Provincial de Enfermería explicó que los convocados estuvieron dispuestos “para adelantar lo que más se pudiera, incluso quedaron compañeros que querían asistir también para dar su aporte. Funcionamos como un gran ejército de batas blancas en beneficio del pueblo, para lograr la inmunización en el menor tiempo posible y así disminuir el índice de transmisión de la enfermedad”.

El equipo tuvo como finalidad reforzar el trabajo en los vacunatorios en la jornada sabatina, y de esta forma agilizar la inmunización en ese municipio agramontino que presenta una de las peores tasas de incidencia en el país.

“Vinimos a apoyar la vacunación, en particular yo lo hice en al población pediátrica y nos vamos muy satisfechos, pues por la afluencia de niños se atendió la cantidad que esperábamos. Pienso que se cumplió nuestro objetivo aquí”, expresó Yosnier Álvarez, técnico en Enfermería que labora en el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoni.

Zeida Alfonso, enfermera del Hospital provincial Gineco- Obstétrico Ana Betancourt, también contribuyó con la vacunación en los infantes, y sobre su experiencia comentó que “fue muy efectiva, ya que ayudamos al personal de esta localidad que nos necesitaba. Me siento muy bien al cumplir esta tarea que se nos encomendó, y estamos contentos de colaborar en el municipio.

“Venir aquí, con la compleja situación epidemiológica que existe, implica un gran sacrificio, pero cumpliendo las medidas de protección establecidas, asumimos el reto, igual que en cualquier lugar del mundo”. 

Una vez más se puso de manifiesto la cooperación entre territorios en el combate contra la peligrosa enfermedad, cuando hasta Santa Cruz del Sur llegaron los integrantes del ejército de batas blancas, llenos del valor que los caracteriza, para salvar vidas y ponerle corazón a Cuba. (Texto y fotos: Mónika de los Ángeles Escobedo Artola/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *