logo

La Habana, 26 sep.- La selección cubana de béisbol Sub 23 años cumplió sus deberes ante el pálido elenco de Alemania, y con apenas seis jits salió airosa 10-3, por el grupo A de la Copa del Mundo que se disputa en el estadio Yaquis de Obregón, México.

El conjunto dirigido por el espirituano Eriel Sánchez aprovechó las 11 bases por bolas otorgadas por los cinco lanzadores germanos, y decidió el partido con racimo de cuatro anotaciones en el segundo inning sin pegar de jit.

En esa entrada, el abridor y perdedor Tito von Kapff recetó tres boletos consecutivos y el primero de los cuatro relevistas, Luca Kloppenburg, regaló otros dos junto a par de lanzamientos desviados hacia el plato.

Después de apreciar la anémica ofensiva mostrada en los dos primeros partidos -contra México y Taipéi de China-, Eriel hizo cambios en la alineación y recogió sus frutos, aunque en el orden defensivo Cuba cometió cuatro errores.

A la ofensiva destacó el torpedero Rangel Ramos, quien fue bajado del segundo al octavo turno y se fue de 3-2, con un doble, una carrera impulsada y dos anotadas.

La victoria fue al aval del derecho mayabequense Marlon Vega, quien en cinco entradas apenas admitió un sencillo, recetó ocho ponches y concedió dos boletos.

El equipo cubano, que presenta balance de dos victorias y una derrota, y se enfrentará mañana al débil conjunto de República Checa. (ACN) (Foto: WBSC/ Tomada de Jit)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *