logo

Camagüey 28 sep.- El pueblo de Sola, hoy cabecera del municipio Sierra de Cubitas, arriba este 28 de septiembre a un nuevo cumpleaños. Todo comenzó en el lejano 1919, cuando el habanero José Francisco Sola, guiado por las ansias de fundar un central azucarero, adquirió tierras al lado de la línea del ferrocarril al norte de la provincia de Camagüey.

Pero no fue hasta septiembre del año siguiente, 1920, cuando aparece una notificación al alcalde de Camagüey, donde se identifica un asentamiento con pocas casas con el nombre de Sola, en honor al efímero dueño de estas coloradas tierras.

Mucho ha llovido desde entonces en 101 años y aquella localidad, pasto de las llamas en par de ocasiones, siempre supo resurgir.

Hoy se recuerda con orgullo el crecimiento del lugar, otrora sitio de nativos y emigrantes, entre ellos; españoles, chinos, libaneses, caribeños, norteamericanos y hasta suecos.

Allí, alrededor del núcleo fundacional, creció en la década del 70 del siglo XX un ambicioso plan educacional que vinculó el estudio con el trabajo en plantaciones citrícolas y de cultivos varios.

De esas escuelas en el campo y de una educación inclusiva surgieron doctores, ingenieros, marineros, pilotos y especialistas de muchas profesiones que han liderado y lideran hasta hoy proyectos y empresas, vitales en la economía del país. También en el deporte y la cultura se han destacado sus hijos.

Desde aquella época una frase cobró vida: Sola no está sola. Con la celebración de su onomástico este 28 de septiembre, recordamos también a los fundadores que desde sus más disímiles profesiones y arduo trabajo pusieron el nombre del pueblo en la geografía de Cuba. ¡Felicidades!. (Luis Cadir Santín/Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *