logo

Puerto Príncipe, 29 sep.- La Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) en Haití anunció que están movilizados junto al Gobierno para atender a los miles de migrantes expulsados de Estados Unidos.

Desde el 19 de septiembre, al menos tres mil 700 haitianos fueron devueltos de manera expedita, luego de reunirse en la frontera que divide a México de Estados Unidos para intentar solicitar asilo político.

La OCHA estima que la cifra supera los 13 mil, si se contabiliza desde enero de este año, y su objetivo es asegurar que su regreso se lleve a cabo con dignidad, a pesar de los crecientes desafíos humanitarios y de protección, confirmaron en un comunicado.

A pesar de las limitadas capacidades de intervención, la Oficina Nacional de Migración y los actores humanitarios brindan asistencia para cubrir sus necesidades básicas durante los primeros días de su regreso a Haití, aseveró la organización.

También alertó sobre los riesgos de protección para los migrantes expulsados, especialmente las mujeres y los niños, así como las dificultades cotidianas y estructurales que experimenta una gran parte de la población haitiana para acceder a servicios básicos, una vivienda adecuada y, en particular, la alimentación.

Estos retornos, advirtieron, agregan presión adicional sobre las instituciones y las comunidades debilitadas que ya enfrentan una multitud de crisis vinculadas al reciente terremoto en el sur del país, la violencia de las bandas armadas y la pandemia de la COVID-19.

Según la OCHA, solo esas crisis provocaron el desplazamiento interno de más de 45 mil personas en los últimos meses.

Este martes, el primer ministro Ariel Henry dijo a la cadena CNN que todos los haitianos devueltos de Estados Unidos serán bienvenidos en su tierra natal, y expresó su disposición de cooperar con ese país para solucionar la situación de miles de migrantes detenidos por las autoridades norteamericanas. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *