logo

La Habana, 30 sep.- Víctima nuevamente de su sequía ofensiva, la selección cubana cayó hoy 1-6 ante Colombia en la Súper Ronda y le dice adiós a la posibilidad de discutir el título de la III Copa Mundial de Béisbol sub 23 años con sede en el estadio Sonora, en México.

La tropa del mentor espirituano Eriel Sánchez apenas pudo conectar seis imparables frente al buen trabajo de los tres lanzadores rivales, especialmente el abridor Luis Moreno, dueño de envíos por encima de las 90 millas y excelente control, a quien le dieron tres jits en cinco innings y no regaló boletos.

Cuba marcó su carrera en el sexto episodio -la única de esta fase en 12 innings-, al ligar base por bolas de Loidel Chapellí e imparable remolcador de Yuddiel González ante los envíos de Carlos de Ávila, primer relevista del elenco sudamericano.

Por Cuba, las palmas madero en ristre para su intermedista Miguel Antonio González, quien se fue de 3-3 y así se convirtió en el único jugador del equipo que ha marcado tres imparables en un mismo juego.

Jonathan Carbó abrió por Cuba y fue castigado con seis carreras limpias en 4.1 innings, dada la friolera de nueve jits, incluidos jonrones del jardinero izquierdo Gustavo Campero, en el tercer episodio y del receptor Juan Zabala, en el quinto, que propició su salida del box.

Al rescate del pinero vino el derecho mayabequense Marlon Vega, quien trabajó certeramente en 2.2 innings, en los que apenas admitió un sencillo, metió dos ponches y otorgó un boleto. Pero ya el mal estaba hecho.

Tras esta derrota, Cuba presenta ahora balance en esta Súper Ronda de un triunfo y tres reveses. Su única posibilidad de llegar a discutir medalla de bronce podría darse si Taipéi de China derrota a Panamá en el partido que viene a continuación, para buscar mañana una victoria precisamente ante los canaleros. (ACN) (Foto: WBSC/ Tomada de Cubadebate)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *