logo

La Habana, 30 sep.- Cada vez que llegamos a uno de los 65 barrios de mayor complejidad en La Habana, nos oxigenamos. Así sucedió este jueves cuando muy temprano en la mañana el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez visitaba la comunidad Libertad en el municipio habanero de La Lisa.

Emblemático lugar, conocido antes por Kuquine, allí hace más de seis décadas en una casona de este lugar habitaba el otrora dictador Fulgencio Batista; hoy en contraste la Revolución levanta una obra bella, transformadora, inclusiva.

Los mil 820 habitantes del barrio Libertad agradecen, participan, apoyan acciones que lideradas por las autoridades del gobierno, el Ministerio de Educación, de la Construcción, ETECSA, Recursos Hidráulicos, la Empresa Eléctrica entre muchos otros, han cambiado la fisonomía de este lugar.

Donde antes hubo un campo lleno de malezas, se levanta un parque recreativo para niños, se restableció la conexión telefónica, se rehabilitaron redes hidráulicas, aceras, se pavimentaron calles y se construye un centro multiservicios que le ofrecerá mayor calidad de vida a quienes allí viven.

“Lo que estamos haciendo es precisamente defendiendo el concepto del Poder Popular que es precisamente los vecinos proponiendo, planteando los problemas que tienen entre todos a partir de las prioridades, para definir qué empezamos primero, qué empezamos después, y a partir de eso se aprueba en la Asamblea Municipal, y el Consejo de la Administración del municipio entonces va apoyando ejecutivamente con todo lo que se hace”, expresó el Jefe de Estado.

“Ahora todos estamos contentos con lo que se ha hecho, y sobre todo hay que mantener lo ya hecho que tiene que ver con ustedes”, acotó, “si le ponemos corazón al barrio, le estamos poniendo corazón a Cuba”.

La gente de la comunidad Libertad en La Lisa es modesta y sencilla, está coformada básicamente de maestros que no solo agradecen sino también participan. Yordanka López Oña es presidenta del Consejo Popular, delegada de base y diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Se le pone corazón a Cuba, como dijera Iván Barreto, Director de la Empresa de Informática y Medio Audiovisuales-CINESOFT, presente allí como en otros nueve objetos de obra en el resto de La Habana. Transformar en bien de todos, nos hace crecer.

El Jefe de Estado cubano recorrió varios de los objetos de obra que se acometen, algunos en fase de terminación, otros concluidos, también en proyectos que se concretaran en el corto plazo. En todos los casos saludó a los niños que encontró a su paso y al pueblo que lo vitoreaba con frases de “¡Viva la Revolución!”, “¡Viva Díaz Canel!”.

“Estamos muy contentos con lo visto aquí que se ha hecho en pocos meses y esto también nos da aprendizajes, la satisfacción de que se ha podido transformar la comunidad para bien, hay que seguir haciendo las cosas, hay que seguir empujando”, dijo el presidente al pueblo reunido.

Al final de la visita la reiteración del agradecimiento. Es la Revolución en hechos y acciones, pero también la unidad que nos hace más fuertes. (Radio Rebelde) (Fotos: Estudios Revolución)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *