logo

México, 4 oct.- Un total de tres mil 47 mexicanos aparecen en los negocios offshore en Panamá revelados en la investigación liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) denominada Pandora Papers.

Según esa investigación, en la que participaron más de 600 periodistas de 150 medios alrededor del mundo y filtraron 11,9 millones de documentos, esa exagerada cantidad de mexicanos movió inmensas fortunas a paraísos fiscales con la colaboración de bancos, asesores y despachos legales.

Ante la publicación de esos documentos, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), declaró que ya se inició la investigación en México, cumpliendo con el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador de combatir la corrupción.

En México no es ilegal tener sociedades fachada para mantener activos o resguardar el patrimonio fuera del país, o reducir riesgos a su seguridad y, aunque no es un crimen, su opacidad permite la comisión de delitos como lavado de dinero, corrupción y evasión fiscal, de allí que se hará la investigación de la UIF.

Además, como en este caso involucra a políticos y funcionarios públicos mexicanos, incluso algunos en funciones en el gobierno actual, las pesquisas se justifican, según fuentes allegadas al gobierno.

Entre los ciudadanos y residentes de México que utilizan sociedades pantalla, fideicomisos o fundaciones opacas, aparecen más de 80 personajes del mundo de la política que han llevado millones de dólares a lugares que ofrecen privilegios fiscales bajo la sombra del anonimato, según esos nuevos papeles.

Pandora Papers revela que mexicanos han creado sociedades de papel para comprar lujosas propiedades, jets privados y yates, pagar menos impuestos, administrar fortunas y herencias, pero también para gestionar inversiones, abrir cuentas bancarias y guardar las utilidades de sus negocios.

La filtración contiene registros de empresas, certificados de acciones, estados financieros, títulos de propiedad, correos electrónicos y escrituras legales que permiten conocer a los verdaderos dueños de las firmas offshore, cuya identidad típicamente se mantiene oculta bajo las capas de anonimato que ofrecen los paraísos fiscales.

Una publicación, Quinto Elemento Lab, revela en un amplio reportaje del caso la existencia de 14 despachos globales especializados en crear empresas de papel y complejos esquemas para quienes buscan la secrecía y los privilegios fiscales.

En los Pandora Papers aparecen algunos políticos cercanos a López Obrador, hijos y hermanos de antiguos gobernadores de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y Verde, lo cual hace más necesaria la investigación, comentan las fuentes.

En resumen, los Pandora Papers permitieron conocer que ese total de mexicanos participan en mil 241 sociedades anónimas, 600 fideicomisos y 72 fundaciones difíciles de rastrear situadas en 22 jurisdicciones del mundo. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *