logo

La Habana, 5 oct.- El próximo 10 de noviembre se retomarán los procesos de rendición de cuenta de los delgados a sus electores, tras dos años sin realizarse, informó hoy Homero Acosta Álvarez, secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

Al dirigirse a la prensa en el Capitolio Nacional, señaló que el Consejo de Estado acordó reanudar esa práctica en el período de noviembre a diciembre, dadas las mejoras en la situación epidemiológica del territorio gracias a las vacunas anti-COVID-19 y la implementación de las medidas sanitarias.

El funcionario calificó a la rendición de cuenta como un ejercicio prioritario para la Asamblea Nacional (Parlamento), el cual constituye una oportunidad para romper formalismos y retomar el diálogo con el pueblo.
Por otra parte, reconoció la labor de los delegados durante la pandemia desde las comunidades, donde han participado activamente en la prevención y enfrentamiento de la COVID-19, con recorridos y verificaciones del cumplimiento de las disposiciones orientadas en la demarcación.

Estrechas colaboraciones con el médico y la enfermera de la familia en función del acompañamiento y supervisión de las pesquisas activas en los barrios, y la visita y atención a personas vulnerables de conjunto con los trabajadores sociales y las organizaciones de masas, fueron algunas de las acciones de esos representantes populares destacadas recientemente por el sitio web del Parlamento cubano.

Acosta Álvarez también insistió en que el vínculo directo entre el pueblo y sus representantes, y la capacidad de buscar y encontrar soluciones entre ambas partes de tal forma que la participación ciudadana propicie la transformación de la comunidad, constituyen la esencia del Poder Popular.

Dijo que en ocasiones los delegados no tienen la solución a los problemas de la población, pero plantean sus inquietudes y se hace todo lo posible por resolver las problemáticas, muchas veces derivadas de limitaciones económicas producto del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, pero otras como consecuencia de ineficiencias e insensibilidad administrativa.

Durante estos años, la ANPP y el Gobierno han trabajado para insertar en los planes de la economía los planteamientos del pueblo, cuyas principales insatisfacciones se asocian a la vivienda, la electricidad, la situación de las calles, la transportación y la calidad de los servicios, agregó.

También llamó a la articulación y búsqueda de reservas para resolver los problemas más acuciantes de los cubanos, insistió en la necesidad de atender estos casos desde los municipios y ratificó la voluntad de la dirección del país para continuar perfeccionando ese trabajo. (ACN) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *