logo

Por Glendys Santiesteban Revolta/Radio Santa Cruz.
Marta Rodríguez Gallo es enfermera del Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña, en la ciudad de Camagüey, y por azar de la vida y sentido del deber llegó hasta la comunidad santacruceña de Haití, una localidad alejada a más de 80 kilómetros de la capital agramontina, donde se requería el aporte de esta profesional y sus compañeros del Contingente de Enfermería creado en la provincia para ayudar a los municipios y así avanzar en el proceso de vacunación masiva.

“Hemos venido a apoyar el área de salud para que salgan vacunados los que faltan y así poder evitar mayores consecuencias, porque la vacuna no nos libra de enfermarnos, pero sí de llegar a estados graves o críticos; hoy me tocaron los niños y adolescentes”.

Desde la secundaria básica Benito Viñales La Rosa de la demarcación, esta profesional laboró junto a otros enfermeros de la zona como Marlenis Padrón y Yoandry Fall, convocó a continuar cuidándose y usar el nasobuco constantemente, al lavado de las manos y al distanciamiento para evitar que se siga propagando la enfermedad.

“Ha sido una experiencia muy bonita prestarle ayuda a los municipios y desde el mes de mayo estamos en este equipo de vacunación, primero a nuestros trabajadores y después a la población. Ya fuimos a Minas y esta es la cuarta vez que estamos en Santa Cruz del Sur. Este martes un grupo estuvo en el consejo popular Cándido González y otro aquí, en Haití. Esto me gusta mucho, estoy muy contenta porque educar a los niños es un trabajo muy bonito y las enfermeras somos educadoras por excelencia”.

Esta experimentada profesional con 52 años de trabajo en el sector y siempre laborando en la atención a los diferentes grupos de edades pediátricas desde la mayor institución de esa especialidad en la ciudad de Camagüey, también compartió la jornada en esta región sureña con la joven del local número 9 del policlínico Ignacio Agramonte, Yudimí Hernández Rojas.

Desde la clínica estomatológica local, donde funciona un vacunatorio, esta muchacha dio su aporte a la aplicación de la primeras dosis del imunógeno Abdala a aquellos que pasaron síntomas asociados a la COVID-19 y a otros que, estando libres del SARS-Cov-2, concluyeron su esquema de vacunación.

“No tenemos horarios para terminar, mientras haya un paciente aquí estamos. Mi esposo me ayuda y me cuida las niñas en la casa para yo venir acá y apoyar en la vacunación”.  

Estas destacadas profesionales forman parte del Contingente de Enfermería y con gran disposición y voluntad compartieron experiencias, saberes y una ardua jornada con trabajadores del área de salud Haití y sus pobladores en los cuatro vacunatorios de la zona y en asentamientos rurales como Becerra y Macuto, donde también llegaron mediante un transporte que se les garantizó como parte de la unión de los factores del consejo popular.

En la jornada madres como Yunierkis Marrero agradecieron la ayuda ofrecida por las enfermeras camagüeyanas y la posibilidad de que sus niños de 8 y 17 años recibieran el fármaco. “Para mí es una satisfacción que ellos se inmunicen contra este virus que está atacando a nuestro país; yo estaba ansiosa porque llegara este momento y hoy estoy muy contenta y confiada de la ciencia cubana. Desde que nacieron, ellos han sido vacunados contra otras enfermedades y hasta ahora no se habían enfermado”.

En el proceso de vacunación masiva, la localidad Haití presentaba considerables atrasos y con la ayuda prestada en la jornada de este martes 389 personas recibieron la primera dosis de Abdala, otros 12 la segunda, 13 la tercera y en el caso de las edades pediátricas a 140 niños y adolescentes se le suministró la Soberana 02 y a otros grupo de adultos mayores la tercera dosis de Biomodulina T.

El aporte de los enfermeros camagüeyanos y de los diferentes factores del área y el municipio permitieron avanzar en el proceso de vacunación en la comunidad de Haití en medio de la compleja situación epidemiológica que muestra Santa Cruz del Sur, cuando al cierre de la segunda quincena del mes de septiembre era el quinto municipio en Cuba en presentar la mayor tasa de incidencia de la COVID-19, según informó en comparecencia televisiva el doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología, mientras en los primeros días de octubre ya suman más de 200 los casos positivos. (Fotos: de la autora)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *