logo

La Habana, 6 oct.- Yailín Paredes y Omar Sabido son por estos días los únicos cubanos que tensan flechas en la sede del equipo nacional de arquería y su destino está bien definido: los I Juegos Panamericanos Júnior de Cali, en Colombia.

Ambos consiguieron la clasificación con el arco recurvo desde mayo pasado y aunque no abandonaron totalmente la preparación, es ahora que intensifican las jornadas de trabajo y con régimen interno en la Escuela de Formación de Atletas de Alto Rendimiento Giraldo Córdova Cardín.

“A pesar de las circunstancias hemos estado bastante vinculados al entrenamiento. Regresé del clasificatorio y me mantuve trabajando en Sancti Spíritus, pero hay detalles técnicos que necesito pulir y eso será a partir de ahora”, dice Yailín en un aparte con Jit tras la sesión matutina.

La pandemia de la COVID-19 los obligó a buscar variantes desde sus provincias de residencia; sin embargo, no siempre se logra todo lo planificado y se acumulan deudas en ese sentido.

Luego de dedicarse principalmente al trabajo físico desde el pasado 20 de septiembre, se prevé que a partir del próximo lunes comience la etapa especial con énfasis en la técnica y sobre todo los ensayos competitivos.

Así lo adelantó el entrenador Aliesky Reyes, quien comparte con Roilán Guanche la responsabilidad de guiar a estos muchachos para unos Juegos en los que todos los participantes tendrán menos de 20 años.

Yailín terminó con medalla de bronce en el torneo Élite de la Isla en el 2020 y se considera ya como la cuarta figura dentro de la selección de mayores; en cambio, Omar comenzó a transitar por su primer curso en la selección nacional y sus sensaciones son diferentes.

“Me siento muy bien aquí, adaptándome al nuevo entrenador y estoy muy enfocado en hacerlo bien en Cali”, comentó el jovencito camagüeyano, dirigido por Guanche y que debutó internacionalmente en mencionado clasificatorio de mayo último.

Esa cita también se organizó en Colombia, pero en la ciudad de Medellín, y además de los boletos conseguidos dejó buenas señales para Omar.

“Nos gustó verlo tranquilo en la competencia, con buena preparación psicológica, sin desesperarse por el resultado y eso es algo que ya tenemos a nuestro favor”, aseguró Guanche, responsable directo del muchacho.

La arquería de los Juegos Panamericanos Júnior se pactó desde el 26 de noviembre para la cancha del Estadio Francisco Rivera Escobar y tendrá acciones por equipos, individuales y mixto.

En esa última prueba se centran las mayores esperanzas para los cubanos. Como sucede entre los adultos las principales potencias serán México, Estados Unidos, Colombia y Brasil, todos asegurados con equipo completos. (Texto y foto: Jit)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *