logo

Camagüey, 7 oct.- Yadira Troche Nerey resultó merecedora del lauro principal en el recién concluido XIII Concurso Nacional de Glosas Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, con su obra Fallida oda a mi rojo izquierdo. 
Esta agramontina tiene alma de poetisa, narradora y escritora para niños; pero además, desempeña la labor más noble de todas, la de salvar vidas. 

“Soy doctora, pero la pasión por la literatura aparece mucho antes de escoger mi profesión definitiva. Ya cursando el preuniversitario, yo escribía; incluso estuve a punto de optar por otras carreras y no por Medicina.

Finalmente cuando ingresé en la Universidad de Ciencias Médicas, una de las primeras cosas que hago es dirigirme al departamento de Extensión Universitaria y matricularme en un taller literario, que impartía Elsa Morales. Mucho de lo que soy se lo debo a ella, en especial la pasión por la poesía”, comenta. 

Cuando le preguntan cómo lleva su profesión, que es tan consagrada, de conjunto con la creación literaria, ella responde:

“No es esfuerzo alguno llevar mi profesión y la literatura al unísono, pues cuando se ama lo que se hace y la verdadera vocación existe, todo fluye. Las cosas que más amo son ser madre, ser médico y la literatura”. 
Hace poco tiempo descubrió la pasión por la décima y el galardón reciente es muestra indiscutible de su talento para escribir este tipo de estrofa, símbolo de la identidad cubana.  

“Mi acercamiento a la décima es mucho más reciente y el impulso se lo debo a Alejandro González Bermúdez, ese amigo que en su afán de promotor literario y de ser excelente escritor, me ha llevado a amar la décima.
“Nuestro Camagüey tiene el deber de fomentar la tradición decimística, pues cuenta con excelentes cultores de esa forma estrófica.

“No hay dudas que este Premio Nacional de Glosas Naborí es uno de los grandes reconocimientos de la décima escrita en nuestro país. Recibirlo significa mucho, estoy segura de que es uno de esos grandes acontecimientos que marcan un antes y un después en la vida”.

La escritura es una vocación para esta camagüeyana, por lo que  todavía tiene muchos proyectos y metas que desea alcanzar. 

“Yo no dejo de escribir; tengo muchos proyectos. Próximamente la Editorial Ácana terminará la publicación de un plaquette de poesías de mi autoría. 

“No solo pienso en décimas y poesías, pues escribir para niños es una de mis grandes pasiones y no descansaré hasta ver materializada la publicación de un proyecto en el que trabajo hace varios años para los pequeños”.
Yadira Troche Nerey es una de esas autoras que conjuga con maestría las palabras, las historias, y los sentimientos para crear algo único y regalar al mundo su talento. (Mónika de los Ángeles Escobedo Artola/ Radio Cadena Agramonte) (Foto: cortesía de la entrevistada)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *