logo

Caracas, 9 oct.- El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela ultima hoy los preparativos para la realización del simulacro comicial de este domingo, con la vista puesta en las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre.

Un total de 466 centros electorales y mil 386 mesas de votación serán habilitados en los 23 estados del país y el Distrito Capital para la celebración del ensayo, con el objetivo de verificar todos los elementos técnicos, logísticos y operativos que forman parte del evento democrático.

El presidente del CNE, Pedro Calzadilla, indicó que el ejercicio permitirá poner a prueba las distintas fases del sistema automatizado y la transmisión de los datos, entre otros aspectos del proceso.

Asimismo, el titular anunció que el simulacro contará con la presencia de representantes del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica y la misión exploratoria del Centro Carter (Estados Unidos).

El máximo órgano comicial aprobó esta semana la resolución para regular la presencia de observadores internacionales en las elecciones de noviembre, la cual se realizará bajo los principios constitucionales y legales del ordenamiento jurídico venezolano.

Quedó establecido que los entes internacionales invitados a presenciar los comicios deberán apegar su conducta a los principios de respeto a la soberanía de la nación sudamericana, y la no interferencia en los asuntos internos, en especial en el ejercicio de las competencias de los poderes públicos del Estado.

En tal sentido, el Gobierno de Venezuela rechazó la víspera las declaraciones de corte injerencista del alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, sobre el proceso electoral de la nación sudamericana.

El jefe de la diplomacia europea afirmó este viernes que la misión de observación desplegada por el bloque comunitario de cara a los venideros comicios tiene como objetivo acompañar a la oposición venezolana, y que su informe final legitimará o deslegitimará el evento democrático.

Al respecto, el Ejecutivo bolivariano denunció en un comunicado las pretensiones de utilizar a la delegación de observadores en beneficio de una parcialidad política, en detrimento del acuerdo firmado por el CNE y el ente regional, y en franca violación del derecho internacional.

El Gobierno venezolano ratificó que no aceptará injerencia alguna en el proceso electoral de noviembre próximo, cuya legitimidad y legalidad no depende, ni dependerá, de ningún actor extranjero, sino estrictamente en la soberanía popular, subrayó.

Asimismo, Venezuela exigió a los representantes de la Unión Europea abstenerse de manipular políticamente la misión de observación electoral, y exhortó a esta última a mantener una estricta conducta de imparcialidad y objetividad en el proceso comicial.

Los venezolanos acudirán a las urnas el 21 de noviembre para elegir a los 23 gobernadores y 335 alcaldes del país, además de los integrantes de los consejos legislativos regionales y los concejos municipales. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *