logo

Panamá, 10 oct.- “Cuba no está sola”, fue el concepto que trasmitió este sábado el cubano residente en Panamá Humberto Pérez durante el Encuentro Internacional Virtual Poniéndole corazón a Cuba, que reunió a la comunidad de antillanos en el mundo.

“Seguiremos apoyando, seguiremos enviando jeringas y medicamentos y no bombas e invasiones, seguiremos pidiendo por que se levanten las injustas sanciones que por más de 60 años pesan sobre la familia cubana: seguiremos construyendo Puentes de Amor”, enfatizó.

Pérez, quien habló en representación de la Red de Cubanos Residentes en América Latina y el Caribe, reconoció cómo la ayuda fue de gran utilidad al personal de la salud en los barrios de la isla, los cuales visitó recientemente y dejó constancia gráfica del empleo de las donaciones en centros asistenciales.

Destacó que en momentos doblemente difíciles por el bloqueo (de Estados Unidos a Cuba) y la pandemia (de la COVID-19), los trabajadores de ese sector mantienen en alto los estándares de la salud pública nacional.

Los aportes materiales de la comunidad cubana en el exterior, apoyada por grupos de solidaridad con la isla, organizaciones políticas, sociales y sindicales en sus países de residencia, se tradujeron en unos nueve millones de kits de jeringuillas y 20 mil medicamentos, en su mayoría antibióticos, informó.

También, 32 mil pares de guantes quirúrgicos, 40 mil kits para venoclisis, tres mil 500 máscaras infantiles y de adultos para respiradores artificiales, 35 mil mascarillas quirúrgicas y otros accesorios como batas, gorros, bolsas de diálisis y test rápidos de antígenos para detectar la Covid, entre otros materiales.

En esos esfuerzos, además de la Red Continental, participaron el grupo Juntos por Cuba y el canal de YouTube Guajirito Citadino TV, quienes movilizaron a los cubanos residentes en el exterior e incorporaron a múltiples personalidades y organizaciones nacionales en sus países de residencia, reiteró Pérez.

En la primera parte del encuentro, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, trasmitió a los participantes un afectuoso saludo y resaltó la importancia de promover valores culturales e identitarios que “nos definen como hijos orgullosos de #CubaBandera de Cuba”.

Asimismo, agradeció las acciones en apoyo a las batallas contra la COVID-19 y el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra la mayor de las Antillas.

El diplomático publicó el video de su mensaje en Twitter, en el cual citó al apóstol José Martí cuando escribió: “se dice cubano y una dulzura como de suave hermandad se esparcen por nuestras entrañas”, y aseguró que esa reflexión es la que explica el sentir y actuar de los participantes en esta cita virtual.

También se escucharon, entre otras, intervenciones de representantes de comunidades de nacionales de la nación caribeña en varias regiones del mundo, cuyos discursos coincidieron en el apoyo a Cuba para lograr superar los actuales momentos difíciles. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *