logo

Camagüey, 10 oct.- La calistenia es una modalidad deportiva que consiste en un sistema de entrenamiento con ejercicios físicos realizados con el propio peso corporal, cuyas rutinas presentan movimientos que engloban todo el cuerpo y permiten trabajar tanto la fuerza como la capacidad cardiovascular y articular en hombres y mujeres.

Calistenia proviene del griego kallos (belleza) y sthenos (fortaleza) que unidas posibilitan la belleza del cuerpo en movimiento como una de las disciplinas más técnicas en el mundo del fitness y que trae innumerables beneficios para la flexibilidad, incremento de la masa y fuerza muscular, control de la gravedad y mejora de la postura.

Pese a ser una modalidad poco practicada en Cuba, al menos de manera organizada, Camagüey cuenta ya con su primer gimnasio para la práctica de esta disciplina, ubicado en el Reparto Simoni, primer paso de un proyecto impulsado por estudiantes de la Universidad de Camagüey (UC) “Ignacio Agramonte Loynaz” y aprobado por la Dirección Provincial de Deportes.

Luchar por los sueños es algo que se empieza desde temprana edad, por lo que la realización de algunos de sus trucos durante el servicio militar y la visualización de videos sobre expertos en esta materia a nivel mundial llevaron a Daniel García Pardo, estudiante de primer año de la carrera de Ingeniería Informática, a incursionar en la calistenia, motivar a otros jóvenes y presentar un proyecto para el desarrollo de este deporte en la provincia agramontina.

“Al ver la simplicidad para practicarla y que traía muchos beneficios físicos y mentales comencé a buscar en Internet para documentarme más, y comprendí el gran alcance que tiene este deporte que posee incluso campeonatos del mundo. Todo ello, más el bajo costo económico que lleva la construcción de los gimnasios lo sumé en una propuesta que presenté al INDER y fue aprobada”, explicó García Pardo.

“Ya tenemos el primer aparato aquí en el Reparto Simoni, el primer paso de una acción que quisiéramos llevarla a comunidades e instituciones educacionales más céntricas. Solo llevo un año y medio incursionando en esta modalidad, pero al igual que me pasó a mí, estoy seguro de que muchos jóvenes y adultos se enamorarán al comenzar con las flexiones, sentadillas, barras, y otros ejercicios que los harán ocupar de una forma sana el tiempo libre”, dijo la fuente.

Por su parte, Armando Bello Gallardo, Metodólogo de la Dirección Provincial de Deportes explicó que estos gimnasios de calistenia se convierten ahora en otras de las actividades atléticas que hoy ofrece el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) como proyecto de preparación física para jóvenes y adultos de los consejos populares y comunidades complejas de Camagüey, con el fin de vincularlos también a un entorno social agradable.

“Para extender el proyecto a toda la provincia y lograr la masividad es importante también lograr nuevas alianzas y una de ellas puede ser con la Facultad de Cultura Física de la Universidad de Camagüey no solo para que se sumen más jóvenes sino por todo el potencial, teórico, práctico y científico de docentes y alumnos que desde esa área del saber pueden ayudarnos a impulsar con más certeza y eficiencia la práctica de la calistenia”, agregó Bello Gallardo.

Allí en los alrededores de la circunscripción 54 del Reparto Simoni, hay barras y paralelas que conforman el primer gimnasio de calistenia de Camagüey, niños, jóvenes y adultos ya comienzan a interesarse por las rutinas de movimientos estáticos y dinámicos que en este pueden lograrse. Daniel García Pardo y sus otros colegas de la universidad no solo buscan superarse cada día en este deporte, sino que a ello suman la felicidad de contribuir al desarrollo del mismo en el territorio. (Alexei Nápoles González/Universidad de Camagüey)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *