logo

Un acercamiento a los antecedentes de la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey


Camagüey, 12 oct.- La visita de Eusebio Leal a la ciudad de Camagüey en septiembre de 1985 no solo estuvo ligada a las actividades conmemorativas por un nuevo aniversario de creación de los Comité de Defensa de la Revolución, sino que tenía un interés bien definido: institucionalizar la conservación y restauración del patrimonio en la tierra de Ignacio Agramonte.

Las páginas del Periódico Adelante de la fecha señalan que Eusebio, en su discurso en la Plaza de San Juan, habló sobre la importancia de la restauración y la intención de crear una brigada para realizar tales funciones.

Meses después surgió el Equipo Técnico de Conservación y Restauración de Monumentos y la Brigada de Conservación y Restauración.

El equipo, integrado por unos pocos miembros, tenía como objetivo diseñar las intervenciones o determinar el tipo de labores que se realizarían en cada lugar. Uno de las primeras obras terminadas fue la restauración en 1987, de la Plaza San Juan de Dios, tal y como Leal había anunciado hacía poco más de un año.

El equipo técnico sentó las bases para la posterior creación de la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey (OHCC), en 1999. Muchos de los profesionales que formaban parte del equipo y la brigada continuaron sus labores relacionadas con la restauración en la naciente institución.

Tal es el caso de Víctor Manuel Castañeda, quien hoy le da nombre a una de las principales distinciones que otorga la Oficina del Historiador a sus trabajadores. (Tomado del sitio web de la OHCC)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *