logo

La Habana, 18 oct.- La Academia de Ciencias de Cuba llamó a sus miembros a multiplicar los conocimientos sobre los antecedentes de la institución, cuya creación data de hace 160 años.

Una de las iniciativas en incrementar la percepción de sus orígenes consiste en realizar visitas a la Revista Anales de la Academia, Volumen 11, Número 2 (2021), en la dirección digital: http://www.revistaccuba.cu/index.php/revacc/issue/view/36.

os textos de interés pueden encontrarse en la publicación: Academia de Ciencias de Cuba: 160 años construyendo futuro, por Luis C Velázquez Pérez (su presidente actual).

Y en la inauguración de la Sección Vida académica, Aproximación histórica a los Presidentes de la Academia de Ciencias en Cuba, de Mercedes Valero González y Lilliam Álvarez Díaz.

La Doctora en Ciencias Físico-Matemáticas Lilliam Álvarez Díaz, secretaria de la actual ACC, anunció también que esas son las primeras acciones para rememorar el aniversario 60 de la promulgación de la Ley 1011 para la creación de la Comisión de la Academia de Ciencias de Cuba.

El hecho será celebrado por la comunidad científica nacional, señaló Álvarez Díaz, al referirse a aquella legislación que contribuyó a sentar las bases del desarrollo científico-tecnológico nacional y formación de personal especializado e instituciones.

La decisión en ese sentido del Gobierno Revolucionario data del 20 de febrero de 1962 y al frente del grupo quedó el Doctor en ciencia Antonio Núñez Jiménez, quien llegó a ser su Presidente-fundador desde esa fecha hasta 1972.

También lo integraron renombrados científicos del momento, entre ellos Juan Marinello, Fernando Ortiz, Emilio Roig de Leuchsenring, José López Sánchez, Julio LeRiverend, Salvador Massip, Abelardo Moreno Bonilla, Gilberto Silva Tablada y José B. Altshuler.

Tales personalidades e intelectuales tenían la responsabilidad de conformar una academia que reuniera todas las ramas de la ciencia, las naturales y sociales, y la de unificar, modificar y fundar nuevos centros de investigación a lo largo y ancho del país.

Exactamente en 1861 surgió la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, considerada la primera de su tipo en América Latina y que precede en el tiempo aún a la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, según historiadores.

La presente institución es considerada sucesora de la creada en 1861 tras casi 40 años de intentos frustrados por la corona española.

Antes del triunfo de la Revolución Cubana en 1959, la Academia de Ciencias estaba adscrita al Ministerio de Justicia, la Sociedad Geográfica al de Estado, y el Observatorio Nacional a la Marina de Guerra. (Texto y foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *