logo

Camagüey, 20 oct.- En medio del proceso de inmunización anti COVID-19 que por estos días se enfoca en el esquema de vacunación en las edades pediátricas, resalta la confianza de la familia camagüeyana en la seguridad ofrecida por el inmunógeno Abdala, a partir de los resultados del ensayo clínico Ismaelillo realizado en esta provincia.

La doctora Zurima Cinza, especialista de la Dirección de Investigaciones clínicas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología en La Habana y monitora principal del ensayo, detalló que “se han obtenido muy buenos resultados, como esperábamos, porque las vacunas recombinantes son muy nobles, ya que no involucran gérmenes como tal. Son proteínas que se obtienen de microorganismos muy nobles como este caso, pues la de Abdala es una levadura que es muy inocua, parecida a la del pan”.

Especificó que “ya se esperaba que los resultados de seguridad fueran así. Fueron muy buenos en los niños de 12 a 18 años, y por lo que se ha visto hasta ahora, pues todavía está en evaluación, pensamos que serán aún mejores en los pequeños de tres a 11 años”.

Lo mismo ocurre con la respuesta inmune pues “hemos encontrado muy buenos resultados de inhibición y demás”, agregó la doctora, “algunos sin diferencia con lo obtenido en adultos jóvenes que, de hecho, ya eran buenos resultados, y otros incluso en algunos parámetros son aún mejores”.

Teniendo en cuenta la negativa incidencia del SARS-CoV-2 en las edades pediátricas resulta significativo el agradecimiento a estos investigadores y a los niños participantes en el ensayo por la tranquilidad que hoy brinda la vacuna Abdala para toda la familia, en esta batalla incansable contra la enfermedad. (Texto: Gelsy Rodríguez Rivero/Radio Cadena Agramonte) (Foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *