logo

La Habana, 21 oct.- Las duplas de Luis Enrique Reyes-Noslen Díaz y Lázara Madan-Dayani Zerquera representarán a Cuba en el torneo de voleibol de playa de los I Juegos Panamericanos Júnior de Cali 2021, que acontecerán del 25 de noviembre al 5 de diciembre.

Ambas parejas aseguraron los boletos para la Isla en el clasificatorio de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Voleibol (Norceca), celebrado a principios de julio en Punta Cana, República Dominicana.

En esa ocasión el matancero Reyes y el artemiseño Díaz conquistaron la medalla de oro, en tanto las capitalinas ocuparon el cuarto lugar. La lid concedió boletos a la cita colombiana a los seis primeros binomios en cada sexo.

Igual número clasificaron para Cali por la zona sudamericana, encabezados por Brasil, Argentina y Colombia, sin duda entre los países favoritos para alcanzar el podio. En cuanto a Cuba, el elenco varonil puede repetir su destacada actuación del balneario dominicano, apuntan especialistas.

Los cuatro jugadores se preparan actualmente en la Escuela Nacional de Voleibol, donde están por concluir la quinta semana de entrenamiento general. A inicios de noviembre tienen previsto iniciar la etapa especial, según declaró a JIT Osvaldo Abreu, veterano entrenador que alista a las muchachas.

“Todos entrenan con muy alta disposición, se sienten comprometidos a realizar un buen desempeño, aunque esta será su segunda competencia en cerca de dos años por la pandemia de la covid-19”, indicó.

Abreu señaló que obviamente los varones tienen más opciones. Reyes tiene menos de 23 años, pero tuvo una positiva experiencia como pareja del estelar Sergio González, quinto escaño en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y ya retirado. No obstante, la justa será difícil, pues muchos países tienen jugadores de calidad.

“Mis alumnas se crecieron en Punta Cana y llegaron a discutir el metal de bronce. Ese fue su debut internacional porque ni en Cuba habían participado en alguna fase de Varadero del Circuito Norceca. Hemos trabajado en sus dificultades, fundamentalmente en el ataque y el saque”, subrayó.

Entre fuertes sesiones en la cancha de arena del centro nacional, así como en el gimnasio, nuestros voleibolistas de playa realizan todos los sábados topes frente a otras parejas que ayudan a su preparación.

A pesar de los inconvenientes desde 2020 para cumplir un entrenamiento estable, y la imposibilidad de competir, ellos están empeñados en protagonizar un decoroso papel. (Texto y foto: JIT)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *